Última actualización: 05.04.20

 

No es necesario tener una estancia gigante y un piano increíblemente pesado para experimentar la sensación de tocar un instrumento de concierto, pues el piano digital P-255 de Yamaha ofrece cualidades únicas que te harán sentir en una gran presentación musical desde la comodidad de tu casa. 

 

Cuando parece imposible que Yamaha sorprenda con uno de sus asombrosos pianos, la marca presenta una nueva creación que impacta el mundo musical y se convierte un éxito en ventas. Cualquier piano Yamaha es sinónimo de un instrumento de calidad y de excelente sonido, sin embargo, su modelo P-255 se ha convertido en un ícono en el mercado de pianos digitales portátiles.

Este producto se caracteriza por ser igual de eficiente a la hora de estudiar como en el momento de realizar presentaciones de forma profesional. Lo mejor del caso es que, como posee una estructura de dimensiones adecuadas para movilizarlo con facilidad, no tendrás problema llevándolo contigo a todas partes para siempre estar listo para tocar.

 

Un piano de cola digital

La majestuosidad de los pianos de concierto es difícilmente imitada, sin embargo, con menos de la mitad del tamaño de estos grandiosos instrumentos, el modelo P-255 es el primer piano digital de Yamaha que logra alcanzar la polifonía máxima de 256 notas. Este detalle permite a los pianistas trabajar con un amplio rango musical que se asemejará bastante a la experiencia de tocar un piano de cola.

El motor de sonido Pure CF es uno de los más avanzados, pues es este el responsable de generar los sonidos grabados de pianos de concierto de Yamaha de forma fiel e impecable. Al tocar el piano digital, lograrás producir todos los matices de estas melodías, incluso las características acústicas que distinguen a un piano de cola profesional.

Todos estos aspectos están complementados por los altavoces incluidos en el piano. Un detalle interesante es que la posición de los altavoces ha sido elegida para que la propagación direccional del sonido sea eficiente, logrando una calidad alta de audio, de tonos equilibrados y naturales. Como son redondos, los altavoces vibran sin esfuerzo y hacen posible una riqueza mayor en las notas graves; por otra parte, los tweeters incluidos le dan más claridad y brillo a las notas agudas. De esa manera, la progresión entre los bajos y altos se da de forma fluida, y la diferencia entre ambos es notoria. Como cualidad final, los amplificadores de 15W le dan ese toque de potencia al sonido para dar una proyección auditiva de óptimos resultados.

La inclusión de los ritmos

Tener talento como pianista es clave para poder alcanzar una interpretación musical exquisita, no obstante, también es necesario tener un gran piano para lograrlo. Con un instrumento de gama alta, la expresión del artista será más sencilla y, si este posee patrones rítmicos incluidos, entonces el ingenio del pianista podrá complementarse con la modernidad del piano hasta alcanzar un resultado único.

En este caso, el P-255 viene con diez patrones rítmicos para que varíes entre jazz, pop, bossa nova y otros géneros musicales que podrás incorporar. Incluso podrás ajustar el tempo de cada uno de los patrones para que te acompañen en las sesiones de práctica en lugar de un metrónomo; de esa manera, seguramente el estudio del piano será mucho más entretenido.

Como si esto fuera poco, Yamaha también ha decidido incluir un conjunto de voces divididas en 5 secciones para experimentar con los sonidos de órganos, bajos y hasta platillos. Así podrás ajustarte a canciones que requieren melodías de otros instrumentos, o simplemente tendrás la oportunidad de explorar sonidos diferentes a los que produce un piano clásico.

La cualidad incorporada de Sound Boost permite aumentar la potencia de los ritmos con tan solo presionar un botón, con el cuidado necesario para no distorsionar el sonido y mantenerlo nítido.

 

Una interpretación versátil

Dos palabras que se podrían utilizar para describir lo que se obtiene a la hora de interpretar música con este piano serían: adaptabilidad y comodidad. Los pequeños detalles extra, que pueden pasar desapercibidos, son los que realmente convierten a este instrumento en extraordinario en muchos sentidos.

En cuanto a los controles, el panel puede fácilmente ser bloqueado para evitar que algo se cambie por un mal movimiento, por ejemplo, mientras toques.  Esto te dará seguridad a la hora de interpretar una importante pieza musical. Además a esta característica, las tres bandas EQ vienen con deslizadores para configurar las frecuencias medias, agudas y graves; haciendo que el sonido sea fácilmente ajustable a tus gustos o al entorno en el que te encuentres.

Para que puedas inmortalizar tu progreso, el piano P-255 también ha incluido algo bastante útil; el modelo acepta el uso de memorias USB para almacenar las interpretaciones en formato .wav para poder reproducirlas en ordenadores o dispositivos de reproducción multimedia. Además, si no deseas grabar, sino mostrarle tu talento al mundo en vivo y directo, podrás conectar altavoces externos que desactivarán los del piano para evitar interferencias.

Dándote un control completo de tu piano, este modelo es compatible con una aplicación totalmente gratuita para dispositivos con sistema operativo iOS. Llamada P-255 controller, esta app podrá encontrarse en la App Store de iPads y también de iPhones. Desde tu dispositivo móvil podrás encargarte de hacer todas las configuraciones necesarias, además, será más fácil descubrir y probar funciones exclusivas. Incluso es posible almacenar tus ajustes favoritos y recuperarlos cuando lo requieras para que, de esa manera, sea fácil jugar con las distintas opciones del piano sin perder la configuración inicial.

La estructura ideal

La elegancia del instrumento se nota, sin embargo, más allá de eso, el acabado redondeado y la cubierta de marfil sintético de las teclas te darán una sensación cómoda a la hora de tocar, muy parecida a la de un piano de cola. Las teclas graves son más pesadas que las agudas, imitando el sistema de contrapeso de dichos instrumentos de concierto.

Por otro lado, tus dedos no resbalarán, ni tampoco tendrán que hacer demasiada presión para conseguir un buen sonido.

Todos estos pequeños detalles hacen que, en cuanto a modelos digitales, este sea calificado por los usuarios y expertos como el mejor piano Yamaha portátil del mercado actual. Por lo tanto, es una opción ideal para todos los aficionados y profesionales del instrumento.

 

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de