Última actualización: 14.10.19

 

Elaborar un instrumento tan pequeño requiere de amor por el arte, dedicación y mucha experiencia. A partir del siglo XX el artesano español Manuel Vela tuvo todas estas cualidades y creó cientos de castañuelas de madera. Además, este hombre descubrió que la fibra podía ser otro material eficiente para la fabricación de las castañuelas.

 

Forma del instrumento

Las castañuelas vienen en pares y cada una está formada por dos piezas de madera, las cuales en su interior tienen una forma de vaso, creando la caja de resonancia. Es gracias a esto que el volumen de las castañuelas es mayor y esta idea viene de Manuel Vela, quien perfeccionó la elaboración de las castañuelas en España.

Asimismo, se puede decir que las castañuelas poseen una forma similar a la almeja, que es un molusco marino con dos conchas. Sin embargo, a este diseño se le añade el cordón, pues es el accesorio mediante el cual los usuarios sujetan el instrumento con sus dedos pulgares.

Aunado a ello, las castañuelas tienen un tamaño que las hace cómodas para usar en la palma de la mano, por lo que no ocupan mucho espacio a la hora de trasladar o almacenar. De esta manera son un instrumento de percusión menor bastante versátil.

 

España y la elaboración de las castañuelas

Siendo este país el que más ha valorado y desarrollado este instrumento, no está de más conocer su estilo de fabricación. Para ello, podemos mencionar a la empresa Castañuelas del Sur, que desde los años 80 hace este tipo de instrumento para España y otros países.

Esta compañía ofrece castañuelas con características novedosas. Por ejemplo, de doble caja, las cuales tienen un espacio más amplio en el interior, de modo que el sonido se adapta mejor para tocar flamenco.

Asimismo, la empresa tiene castañuelas sin pico, es decir, que en su parte externa vienen completamente lisas. Esto no afecta en nada al sonido, pero les da un toque diferente en términos estéticos.

También, cabe destacar que Castañuelas del Sur vende todos los modelos con funda incluida. De esta manera, no tendrás que adquirir este accesorio aparte y podrás guardar el instrumento una vez lo hayas utilizado, protegiéndolo del polvo y posibles arañazos. Por consiguiente, si estás haciendo una comparativa de castañuelas, quizá esta compañía tenga el modelo que necesitas.

 

 

Materiales de fabricación

Las castañuelas pueden hacerse de diferentes materiales, pero uno de los más usados es la madera. Por ejemplo, la boj, que es una madera capaz de soportar la humedad, además, es posible tallarla a mano o darle formas mediante tornos y otras máquinas especializadas en este tipo de material.

Asimismo, maderas exóticas como el nogal también son utilizadas. Este material es elegante y robusto, incluso, ofrece una mediana protección frente a los hongos y la polilla. Además, la madera de nogal tiene vetas muy bellas, así que quizá no requiera ser teñida.

Aunado a ello, mencionamos el palo santo. Esta madera es robusta y soporta bastante el ataque de hongos e insectos. Tiene un color marrón rojizo con vetas oscuras, aunque algunas veces su tonalidad es negra o verde oliva.

Por otra parte, algunos fabricantes utilizan ébano para hacer las castañuelas, ya que, aunque es una madera sumamente robusta, se puede tallar y moldear con torno. Asimismo, es un material oscuro, casi completamente negro por naturaleza, de manera que llama la atención a simple vista y al pulir luce mucho mejor. Aunado a ello, mencionamos que el ébano es usado no solo en la fabricación de instrumentos musicales, sino también para construir muebles decorativos.

Otro material utilizado es el granadillo, una madera importada de América del Sur y África. La marca Castañuelas del Sur, por ejemplo, en su catálogo ofrece instrumentos hechos con esta madera.

Sin embargo, la madera no es el único material que se utiliza para hacer castañuelas de gran calidad. Quizá, los instrumentos profesionales y de concierto están fabricados con fibra de vidrio o tela prensada, ya que estos materiales ofrecen un sonido óptimo y facilidad para tallar, pulir o teñir de cualquier color. Por ejemplo, hay castañuelas negras con vetas rojas, blancas con vetas negras, verdes, azules, marrones, etc. Esto es algo que se puede lograr con mayor facilidad usando este tipo de material.

 

 

Cómo se fabrican las castañuelas

Elaborar este instrumento requiere de mucha dedicación y esfuerzo. En primer lugar se elige la talla y el material a utilizar. Esto es porque cada castañuela tiene su tamaño, el cual se mide por números, por ejemplo, 4 o 6. Además, se fabrican con un molde, mediante el cual el lutier hará la forma de las castañuelas.

Posteriormente, el fabricante debe hacer el corte del material y taladrar los dos agujeros de las orejas. En ellos colocará más adelante los cordones, a través de los cuales se unen las dos piezas de madera. Asimismo, cabe destacar que los cordones permitirán abrir y cerrar las castañuelas, de modo que el intérprete pueda tocarlas.

Después, hay que hacer las cajas de resonancia. Este paso se logra con un torno, de modo que el proceso sea preciso y no tarde demasiado. También, es posible hacer toda la elaboración a mano, pero de esta manera el fabricante tendría que invertir mucho más tiempo.

Seguidamente, utilizando lijas de diferente grosor el lutier le proporciona la afinación y forma definitiva a las conchas de las castañuelas. Por último, se limpia, pule y colocan los cordones. Estos últimos deben ser de materiales resistentes, pero suaves al tacto, como de poliéster o algodón.

 

Diferentes modelos

Las castañuelas vienen en diversos diseños y cada uno de ellos se usa de diferente manera. Por ejemplo, para tocar jota debes sujetar los cordones con el dedo medio. En cambio, si vas a utilizar castañuelas para danza española o flamenco, sujétalas con el dedo pulgar.

Aunado a ello, el tamaño de las castañuelas varía según el tipo de uso que le darás. De este modo, las de danza española son más grandes que las utilizadas en jota. Toma en cuenta estos aspectos si estás buscando un determinado modelo de castañuelas.