Última actualización: 12.11.19

 

Carabanchel se llena de ritmos melancólicos propios del blues, ya que aquí se encuentra la Escuela de blues de Madrid. Esta institución inicialmente sólo fue un proyecto que reunía un grupo de talentosos músicos experimentados, pero que hoy día se ha establecida como un espacio de aprendizaje y cuna de grandes talentos emergentes.

 

La esencia del blues está presente en muchos géneros musicales, por lo que aunque no seas un gran conocedor del tema, de manera indirecta has disfrutado del legado de este legendario género aplicado a la música rock, soul, jazz, pop, country, entre otros. En este sentido, no sólo se trata de la métrica presente en cada lírica, sino también la armonía creada por medio de instrumentos musicales como la guitarra, batería, el teclado y, desde luego, un instrumento icónico de viento – metal que no puede faltar en las interpretaciones de blues: la armónica.

Quizás se trata de un género poco conocido para algunos, pero que definitivamente cada cierto tiempo logra evolucionar y la Escuela de blues de Madrid se ha encargado de difundir la enseñanza del género.

 

¿Cómo surge la Escuela de blues de Madrid?

El argentino José Luis Pardo, junto a otros músicos experimentados, decidió compartir su pasión por las notas y ritmos melancólicos que sólo el blues puede proporcionar. Por ello, en el año 2011 dieron vida a un ambicioso proyecto musical, cuyo objetivo era transmitir sus conocimientos acerca de este legendario e influyente género, para crear nuevas generaciones de bluseros. Asimismo, era una buena forma de difundir estos ritmos entre las nuevas generaciones.

Inicialmente, impartieron sus clases en el Observatorio Musical de Madrid, mientras que la vivienda de Pardo servía de punto de encuentro para la recepción de los estudiantes. Sin embargo, tres años más tarde, en el 2014, decidieron mudarse a una plaza mucho más amplia con una infraestructura de 220 metros cuadrados. Así, dispondrían de salones de ensayo, aulas para impartir las clases, estudios para realizar las grabaciones e incluso un pequeño auditorio para que los estudiantes hagan sus directos con total libertad. 

 

Cursos impartidos en la Escuela de blues de Madrid

Pardo, junto a los 12 profesores que hacen vida en la escuela, imparte una serie de cursos regulares, intensivos y más recientemente han comenzado a dictar clases online.

 

 

Clases regulares

Al optar por las clases regulares el estudiante podrá seleccionar entre los cursos integrales The Muddy Thing, Blues Master, Lighting Thing, Little Water, The Juke joint, Ma Rainey thing, así como también clases de tipo individual o grupal para la ejecución de un instrumento. Además, se incorporan las asignaciones de historia del blues, producción musical, armonía y lenguaje musical.

Entre la variedad de cursos pautados para las clases regulares también se dedica un espacio a los más pequeños de la casa, con talleres de percusión, góspel, Big Band para amateurs y sesiones de grabación. 

 

Clases intensivas

Las clases intensivas se pautan anualmente de dos a tres veces. El intensivo tiene una duración de tres días, durante los cuales el estudiante aprenderá aspectos teóricos, prácticos, participará en los conocidos jam sessions y, para el día de cierre, será parte de un pequeño concierto en íntimo a realizarse en el auditorio de la escuela.

 

Clases online

Estas clases vía online están dirigidas a las personas que no disponen del tiempo suficiente para asistir a un aula física, siendo más práctico llevar a cabo el proceso de aprendizaje desde la comodidad de su hogar. Los cursos se imparten por medio de la plataforma Moodle y Skype, recibiendo su respectiva certificación tras la culminación de las horas académicas y la aprobación de los exámenes realizados.

 

Acerca de su fundador

José Luis Pardo es un músico autodidacta nacido en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, que a muy temprana edad descubrió su vocación en el mundo de la música. Sin embargo, es hasta los once años de edad que Pardo inicia oficialmente estudios musicales.

Durante el período de la adolescencia comenzó a presentarse en reconocidos bares de la ciudad, sin imaginarse que años más tarde se subiría en tarimas de talla internacional con grandes del blues como Billy Branch, John Primer, Ray Killer Allison, entre otros.

Además, desarrolló un proyecto titulado ´José Luis Pardo & The Mojo Workers´, conformando un total de cuatro CD´s y un DVD con las presentaciones de sus giras. Tiempo después, en el año 2008, Pardo se radicó en España y dió vida a un segundo proyecto de blues. Se trata de un quinteto llamado “The Roomful of Swing”, con el que estuvo acompañando a algunos artistas estadounidenses en sus girar por Sudamérica y Europa.

Después de este período surge la idea de crear la hoy por hoy conocida Escuela de blues de Madrid en la Carabanchel, en donde cumple el rol de fundador, director y profesor.

 

 

El blues no muere en las calles de Madrid

El blues es sin lugar a dudas un género con una gran influencia en el rock and roll, heavy metal, jazz, soul, folclor, entre otros tantos. Sus líricas improvisadas y giros rítmicos dan paso a tonadas que logran sacudir el alma de sus seguidores, transmitiendo la característica melancolía y matices que generalmente son aportadas por la mejor armónica de blues.

A lo largo de su historia, el blues ha tenido ascensos y descensos, logrando siempre reinventarse y mantenerse vigente en la palestra musical. Como es sabido, su gran rival es el jazz, ya que con él comparte muchas similitudes rítmicas, llegando ambos géneros a complementarse. En este sentido, no es de extrañar conseguir bares o establecimientos nocturnos con tarima abierta para ambos expositores. Por ejemplo, en la ciudad de Madrid, si bien es un hecho que el blues no disfruta de un apoyo masivo, también es cierto que este género no ha muerto. Son varios los espacios en los que cada noche podrás ir a relajarte, moviendo tus pies al compás de estos improvisados y legendarios ritmos con raíces africanas.

De esta manera, podrás asistir a la Sala Clamores, El 14, Berlín Café, La Coquette y El Junco, que son lugares que ofrecen presentaciones de blues constantemente. De hecho, los cuatro jam sessions realizados por la Escuela de blues de Madrid, se llevan a cabo en estas salas.