Última actualización: 12.11.19

 

Una demanda más se suma a la lista de acciones que hay interpuestas en contra de la firma Epic Games por personas que afirman que la compañía ha utilizado sin permiso sus movimientos característicos. El saxofonista oriundo de Nueva York, Leo Pellegrino, interpone una nueva demanda por el movimiento Phone It In.

 

No es de extrañar que veamos a un instrumento musical tan hermoso como el saxofón retratado como elemento o icono popular gracias a todo el peso cultural y atractivo que encierra su estética y envuelto en polémica. Y es que no sólo la música que produce este instrumento es única, su aspecto logra atraer a pequeños y adultos, invitándoles a aprender su técnica.

En ocasiones, la música da a luz a un nuevo artista que rompe con el molde, fabricando una imagen, un sonido o un movimiento que se reconoce y distingue, lo que obliga a dichos artistas a registrar su imagen personal o la propiedad intelectual de sus creaciones, de manera que puedan evitar cualquier problema de plagio en caso de que algunas personas o compañías se quieran aprovechar de ello.

Desgraciadamente, esto es lo que le ha pasado a Leo Pellegrino, quien asegura que la compañía Epic Games ha tomado sin ningún permiso su imagen personal para uno de los juegos de vídeo más famosos de los últimos tiempos, lo que significa una gran suma de beneficios para la empresa y sencillamente nada para este destacado y conocido saxofonista.

 

Fortnite utiliza el Phone It In de Pellegrino

Para quien no sepa de lo que se habla cuando se menciona el Fortnite, se trata, ni más ni menos, de uno de los videojuegos que más dinero ha facturado los últimos años, obteniendo una popularidad impresionante frente a personas de todas las edades. Es un título del que se ha hablado en todo tipo de noticias, en un montón de canales de televisión y, por lo tanto, no es de extrañar que sea foco de escándalos, demandas y problemas legales.

Desde el lanzamiento de este popular juego, la compañía ha tenido que enfrentar numerosas denuncias por parte de artistas gracias a que casi todos los divertidos y contagiosos movimientos de baile que realizan los personajes del título y que caracterizan este juego de los demás Battle Royale son copiados de algunos artistas. Entre los casos más recientes se encuentra el sucedido con el inolvidable Carlton Banks, personaje y uno de los protagonistas de la serie de televisión noventera, el príncipe de Bel-air. En esta ocasión, al parecer la corte estaría decidiendo a favor de Epic Games y en contra de Carlton, pero aún no es completamente seguro el destino que le espera a este caso.

 

 

El último artista que se ha visto obligado a interponer una demanda en contra de la millonaria compañía desarrolladora de videojuegos, Epic Games, ha sido el reconocido saxofonista Leo Pellegrino, integrante de la agrupación musical Too Many Zooz. Originario de Nueva York, Leo Pellegrino ha denunciado a esta compañía por estar utilizando sus famosos y reconocibles pasos de baile en el juego Fortnite Battle Royale sin su permiso, siendo uno de los más conocidos dentro del juego.

Pellegrino asegura que el movimiento que el juego utiliza y titula como Phone It In ha sido registrado por él mismo y que son movimientos que desde hace muchos años se han vuelto ya parte inseparable de vida y personalidad. Es por esto que, sin dudarlo por un instante, ha asistido al Tribunal Federal del distrito de Pensilvania apoyado por la conocida firma legal Pierce Bainbridge Beck Price & Hecht LLP, quien afirma que, sin duda alguna, ningún otro artista del saxofón hace los movimientos parecidos a Leo Pellegrino, además de que es reconocido como uno de los mejores saxofonistas de la actualidad. Utilizando siempre el mejor saxofón, Leo Peregrino realiza un espectáculo de baile e interpretación del instrumento, como nunca antes visto.

Por otro lado, la compañía Epic Games, mostrando mucha tranquilidad e indiferencia ante las denuncias de Pellegrino, ha realizado algunos contratos y planes de trabajo a futuro con artistas mundialmente reconocidos como Weezer y Marshmello, de manera que se puede pensar que reconoce de forma implícita la importancia que tiene el hecho de conseguir las licencias de propiedad intelectual necesarias para poder utilizar la obra artística o marca personal de otro artista sin ningún tipo de problemas. Por otra parte, el grupo de abogados de Pellegrino afirma que la compañía hace caso omiso y sigue ignorando descaradamente los derechos de un gran grupo de artistas.

Haciendo una comparativa entre la denuncia de Pellegrino y los demás artistas afectados, se destaca que, mientras artistas como Alfonso Ribeiro, Russell Horning, Orange Shirt Kd o los raperos estadounidenses BlocBoy JB, James Baker y Terrence 2 Milly Ferguson han demandado a la compañía Epic Games por violación a sus derechos de autor, en el caso de Pellegrino, la denuncia es exclusivamente por apropiación indebida de la semejanza.

 

 

Conclusión

Si damos un vistazo retrospectivo a los hechos, sin duda nos puede parecer que el saxofonista Leo Pellegrino es el principal y único afectado en este caso, por lo que está en todo su derecho de reclamar por sus movimientos y usurpación de imagen personal. En el caso de algunos de nosotros, que tenemos un poco más de edad y experiencia, al ver esos movimientos siendo interpretados por los divertidos personajes del videojuego, es imposible no hacer la referencia mental respectiva y ubicar automáticamente al artista de dónde provienen esos movimientos. Esto no sucede con los jugadores más jóvenes, quienes muy probablemente no conozcan los dueños principales de esos movimientos.

En definitiva, el hecho de que el emote de Fortnite titulado como Phone It In esté basado o no en el saxofonista Leo Pellegrino no está muy claro para algunas personas, ya que otros investigadores y conocedores del tema aseguran que este baile puede estar diseñado en base al realizado por un músico de Moldavia llamado Sergey Stepanov, quién se dio a conocer y participó grandiosamente en el conocido festival de Eurovisión del año 2010, interpretando una de sus canciones más movidas titulada Run Away.