Última actualización: 19.09.20

 

La fidelidad del sonido y las diversas funciones de los sintetizadores Moog del pasado inspiraron a muchos artistas famosos. Por lo tanto, la compañía ha creado un sintetizador de las mismas ventajas, pero con nuevas tecnologías y funciones. Se trata del Moog One, un instrumento que ha sabido unir lo retro con lo moderno.

 

Sobre Moog Music Inc

Se trata de una compañía especializada en el diseño y fabricación de sintetizadores analógicos con sede en Carolina del Norte. Fue fundada en 1953 por Robert Moog y su padre. Inicialmente, se llamó RA Moog Co, pero en 1972 obtuvo el nombre Moog Music. Su fuerte principal en sus orígenes era la síntesis modular, pero el primer modelo de Moog fue demasiado grande y tenía un precio considerablemente alto. No obstante, fue utilizado por diversos artistas y bandas como Paul Beaver, David Borden, The Beatles, The Doors, The Rolling Stones, etc.

El impulso del sintetizador Moog fue mayor en 1968 cuando Wendy Carlos lanzó el álbum Switched-On Bach, pues vendió más de un millón de copias e, incluso, ganó varios premios Grammy.

Posteriormente, la empresa siguió fabricando este tipo de instrumentos electrónicos, adaptándose a los avances de la industria musical. Algunos de sus sintetizadores más importantes fueron el Minimoog, Moogerfooger y Little Phatty. El tercero de ellos fue lanzado en el 2006, siendo el último sintetizador diseñado con la ayuda de Robert Moog.

El fundador murió en 2005 debido a cáncer cerebral, pero su colaborador Michael Adams tomó la presidencia de la empresa. Desde entonces Moog Music Inc ha seguido elaborando ediciones limitadas de sus sintetizadores clásicos, además de nuevas creaciones como el Mother-32, Grandmother, Moog One y otras.

Ventajas de los sintetizadores monofónicos y polifónicos

Antes de hacer una comparativa de sintetizadores (verifica, pulsando este enlace, algunas opciones), lo mejor es conocer las ventajas de estos tipos de sintetizadores, pues al momento de comprar encontrarás opciones monofónicas y polifónicas.

Cuando hablamos de sintetizador monofónico nos referimos a aquel en el que sólo podemos escuchar una nota o tecla a la vez. En este sentido, podremos hacer melodías, leads, riff y solos con mayor facilidad. Imagínate que necesitas hacer un solo y sin querer tocas dos teclas al mismo tiempo que no suenan afinadas en la canción. El resultado sería un solo completamente desafinado.

Esta es una ventaja que presentan los sintetizadores monofónicos, que aunque te equivoques y presiones dos o más teclas erróneas, no sonarán todas, sino solo una de ellas. No estamos diciendo que vas a tocar como un dios con un sintetizador monofónico, pues debes poner de tu parte, el talento y el conocimiento musical es imprescindible en cualquier caso.

Por otra parte, un sintetizador polifónico tiene la ventaja de que pueden sonar varias notas a la vez, quizá 6, 8, 12 o muchas más, dependiendo de la marca y el modelo del teclado. En otras palabras, en él podrás tocar acordes, los cuales requieren como mínimo 3 notas diferentes para hacerlos sonar. Cabe destacar que hay sintetizadores polifónicos con la posibilidad de volverlos monofónicos. Ningún tipo de instrumento es más importante que el otro, simplemente son funciones que se adaptan a necesidades específicas de los músicos. Por ejemplo, si sólo necesitas hacer acordes, no será buena idea comprar un sintetizador monofónico.

 

El Moog One y sus características más destacadas

Después de 35 años que Moog no hacía un sintetizador polifónico ha decidido crear este modelo. Para muchos ingenieros, productores, arreglistas o músicos este podría ser el sintetizador más completo. A través de él pueden crear sonidos nuevos para sus bandas sonoras, agrupaciones de rock psicodélico, post-rock, electrónica, etc.

El Moog One viene en dos modelos polifónicos, uno de 8 y otro de 16 notas. El segundo tiene un precio más alto, pero sus posibilidades de sonido son mayores, dado que será posible tocar en él acordes complejos de 9 o 10 notas.

Este es un sintetizador analógico con tres osciladores VCO de última generación. Además, cuenta con dos filtros analógicos independientes, para que puedas editar el sonido a tu gusto e, incluso, hacer música electrónica experimental y cinematográfica.

En cuanto al generador de ruido podemos decir que proporciona la misma sensación de los viejos sintetizadores Moog, recordando el sonido analógico de los 70 y 80.

Igualmente, este modelo de sintetizador trae cuatro LFOs y tres generadores de envolvente, así que podrás crear miles de sonidos graves para tus proyectos de música electrónica.

Por su parte, el secuenciador hace posible la creación de música más completa y llamativa. Este aspecto lo puedes acompañar también con la función de arpegiador, de modo que tus canciones cumplan con las expectativas de los oyentes más exigentes.

Por otro lado, el teclado Fatar Premium de 61 notas trae sensibilidad a la velocidad y aftertouch, para que el sonido sea más natural, con las dinámicas que desees, forte, staccato, piano, crescendo, entre otras.

Además de ello, el diseño externo del Moog One posee estilo y calidad de alta gama. Su carcasa principal externa está hecha a mano con madera de fresno y una forma retro bastante elegante. El panel donde está la pantalla LCD y todos los botones se encuentra elaborado con aluminio. De igual modo, el Moog One está compuesto de 144 botones, los cuales tal vez parezcan difíciles de comprender, pero, si te dedicas y tienes ganas de conocerlos, al poco tiempo de uso podrás aprender a usarlos.

Y respecto a su pantalla LCD, no podemos olvidar mencionar la facilidad en que ella muestra cada una de las funciones, por ejemplo, el banco de presets y los efectos. Es decir, el sintetizador cuenta con un banco de presets preestablecidos y mucha memoria para guardar los sonidos experimentales que has creado. Asimismo, los presets de fábrica también pueden ser editados según tus preferencias o requerimientos.

Aunado a ello, hay que destacar que se trata de un sintetizador tri-tímbrico, lo que significa que podrás tocar tres sintetizadores en uno al mismo tiempo, ya sea por capas o dividiendo el teclado en varias partes. Todo esto es posible a través de los botones Synth 1, Synth 2 y Synth 3 que se encuentran en el centro, cerca de la pantalla del instrumento.

Si quieres un sintetizador con el que puedas estimular tu creatividad en un nivel superior, Moog One quizá sea la solución más acertada. Sus diversas opciones de programación hacen que no haya límites al momento de crear nuevos sonidos.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments