Última actualización: 12.11.19

 

Son muchísimos los sonidos que puede emitir una batería electrónica, por lo que es posible tocar en un mismo modelo diversos géneros musicales como jazz, pop, rock, disco, entre otros. Además, es un instrumento que no debe afinarse nunca. En cambio, la batería acústica posee un solo sonido y tiene que afinarse a menudo antes de tocarla.  

 

Pads o parches

Si hablamos de batería electrónica es importante destacar que no posee parches, sino pads, los cuales no necesitan recambio y ofrecen alta sensibilidad. Esto significa que el usuario podrá tocarlos con diferentes niveles de intensidad y ellos responderán con un sonido bastante realista, como si se tratara de una batería convencional.

Sin embargo, no solo emula el sonido de una batería acústica o común, sino también efectos de música electrónica, por supuesto, dependiendo del módulo y la eficacia del mismo. Además, se puede tocar en varias áreas de los pads para generar una variación en el sonido.

Por otra parte, la batería acústica utiliza parches de material sintético, los cuales se pueden romper y necesitan cambiarse cada cierto tiempo, dependiendo de la intensidad en la que toque el percusionista. Estos parches emiten un sonido natural y único, según la marca y modelo de batería. Además, la diferencia del sonido la colocan los músicos, cada uno con su forma de tocar.

 

 

Ecualización y amplificación

Al tocar una batería electrónica el usuario tiene la posibilidad de ecualizarla a su gusto, de manera que se sienta cómodo y satisfecho, sobre todo cuando toca en conciertos. Incluso, dependiendo del modelo de la batería se puede ecualizar cada parte del instrumento por separado, bombo, caja, platos, etc.

Asimismo, la batería electrónica ofrece facilidad en cuanto a la amplificación, lo que resulta eficaz para los directos, ya que en ellos es necesario hacer sonar el instrumento a través de mezcladoras y altavoces externos. Esto es una ventaja porque la batería electrónica ofrece puertos de salida listos para conectar cables y enlazar con una mezcladora.

A su vez, la batería acústica, aunque también puede llegar a ofrecer un buen sonido, debe ser amplificada a través de micrófonos especiales. De esta manera, no proporciona autonomía en la ecualización, sino que esta tarea deberá realizarse desde la mezcladora.

 

Traslado y almacenamiento

Generalmente, las baterías electrónicas son más pequeñas y ligeras, de modo que podrán trasladarse o almacenarse con mayor comodidad. Además, su tamaño compacto hace posible que pueda usarse en el hogar. Incluso, posee salida para auriculares, de manera que el usuario podrá estudiar ritmos en la batería a cualquier hora del día sin molestar a los vecinos.

En cambio, una batería acústica, tamaño estándar, es más grande y pesada, lo que hace más complicado su traslado o almacenamiento. De igual forma, debido a sus amplias dimensiones, el uso de ella en el hogar resulta complicado, incluso, el sonido es tan alto que podría molestar a las personas que viven al lado del baterista.

Por otro lado, mencionamos que para hacer giras de conciertos con una banda no sería mala idea adquirir una batería electrónica portátil, pues esta es mucho más compacta y ligera de trasladar.

 

Músicos principiantes

Aunque la batería electrónica (en este enlace encuentras para analizar varios producto) es un instrumento que tocan los profesionales, para un principiante también podría ser una buena opción, ya que este puede encontrar alguna buena y económica en Internet. Además, con ella es posible disfrutar de sonidos óptimos, de manera que cuando el usuario aprenda pueda tocar la batería en una banda.

No obstante, con la batería acústica también es posible aprender a tocar, pero la diferencia es que este instrumento tiene un precio más elevado, incluso, los platillos y demás accesorios se compran por separado. Posteriormente, cuando la persona sepa tocar correctamente decidirá qué tipo de instrumento adquirir. Nosotros recomendamos que el ejecutante tenga varios tipos de instrumentos de percusión en casa, de modo que sus conocimientos y habilidades sean mayores.

 

La enseñanza musical

El aprendizaje musical es importante y, por esa razón, algunos fabricantes de baterías electrónicas añaden a estos instrumentos métodos de enseñanza musical, mediante los cuales el comprador aprenderá a tocar instrumentos de percusión. Por ejemplo, algunas baterías electrónicas vienen con ritmos predeterminados, para que los usuarios se los aprendan y los practiquen. De igual forma, varios modelos de baterías electrónicas incluyen canciones que podrá estudiar el comprador. Al final, si el ejecutante supera todos los niveles, estará listo para tocar con una orquesta o agrupación musical.

 

 

Desventajas de la batería electrónica

La batería electrónica no suena como una batería acústica ni se toca de igual forma. Por consiguiente, el percusionista tendrá que recibir clases para aprender la técnica de cómo ejecutarla. Sin embargo, debido a estas desventajas, muchos músicos profesionales adquieren baterías de ambos tipos, tanto electrónicas como acústicas. Esto es porque dependiendo el proyecto musical puede ser que se adapte mejor una u otra. Por ejemplo, hay bandas que graban algunas canciones con baterías electrónicas y otras con acústicas, porque cada una ofrece un sonido diferente.

Otra desventaja de la batería electrónica es que no emitirá sonidos sin que la conectes a un equipo de sonido externo, como altavoces amplificados o mezcladoras activas. Esto quiere decir que necesita obligatoriamente el suministro de energía eléctrica para funcionar.

 

Qué tipo de batería es mejor

Es muy fácil saber cuál es la batería más elegante, pero para elegir la adecuada hay que revisar las características de este tipo de instrumentos y compararlas con las necesidades del momento. Con esto queremos decir que la mejor batería es la que se adapta a los requerimientos y preferencias del usuario.

Por otro lado, cabe destacar que no hay ninguna batería mejor que otra, es decir, tanto la electrónica como la acústica pueden ser una buena opción. Sin embargo, es recomendable adquirir instrumentos de percusión de marcas destacadas como Yamaha, Roland o Alesis. Se trata de marcas especialistas en la construcción de baterías y otros instrumentos musicales de gran calidad, así que la inversión de dinero no será en vano.