Última actualización: 13.07.20

 

Cuba es conocida por el gentilicio de su gente y, de igual manera, por la alegría de su música. El órgano oriental es un instrumento de origen francés que, desde hace más de un siglo, fue muy bien recibido por la isla, convirtiéndose en protagonista de los más divertidos saraos cubanos.

 

Cuba es un punto en el mundo conocido por ser parte del mar Caribe y, en consecuencia, tener playas con las más paradisíacas vistas. No obstante, el corazón de esta isla también tiene mucho que contar y, por esto, la UNESCO ha reconocido a la Habana, su capital, como importante territorio de interés como Patrimonio mundial. Los cubanos resaltan donde estén por amar la música y parecer que llevan en la sangre el mejor ritmo para destacar bailando los sones más movidos.

Así que cuando el órgano mecánico llegó a la isla, su aceptación y comercialización en Cuba no se hizo esperar. Al ver y escuchar la forma en que interpretaba cada melodía musical, lo que podría ser pensado como un elemento de transculturación en aquel momento fue acogido de tal manera que en el transcurrir del tiempo se convirtió en elemento infaltable de la alegría de cada fiesta. De hecho, es considerado un órgano patrimonio de la isla caribeña hoy día.

 

El Golfo de Guacanayabo

Aunque la primera capital de Cuba fue Santiago de Cuba y la actual es la Habana, la historia del órgano oriental no comienza en ninguna de ellas. Se cree que fue la costa sur de Cuba la que dio la bienvenida con su verde paisaje a inmigrantes franceses que quedarían extasiados con la belleza presente y circundante del lugar. Entre los aportes traídos para la isla, un peculiar órgano mecánico de origen francés llamaría la atención de los habitantes.

De hecho, fue un comerciante al oriente del país, en el Golfo de Guacanayabo, quien contribuiría a su expansión en la cultura cubana y por eso su denominación como órgano oriental. Tal como ahora, en el siglo XX, este lugar, también referido como Manzanillo, es un sitio hermoso que ofrece el murmullo de las olas como fondo y la brisa marina como caricia. Desde allí, la familia Borbolla comenzó a darle cabida a este instrumento en todos los saraos que se daban en la zona.

La alegría cubana no esperó para darle cálido recibimiento y querer aprender a bailar el estilo de lo mejor de los valses, polcas y bailes originarios de Polonia conocidos como mazurca. Ya en poco tiempo, este instrumento musical se había convertido en el centro de las fiestas y había añadido a su repertorio las guarachas, rumbas, boleros y sones propios de la cultura musical cubana.

Familia Borbolla

Uno de los aspectos más interesantes del órgano oriental es que su trascendencia en el tiempo se ha dado gracias a la tradición familiar. Incluso en la actualidad, se encuentran a cargo quienes son los bisnietos de los precursores de esta novedad del siglo XIX. De igual manera que sus padres, abuelos y bisabuelos, ellos transmiten ahora a sus hijos el cariño por el sonido de este órgano que aún, en la actualidad, protagoniza gran cantidad de festivales en la isla.

A la familia Borbolla debe dársele un claro reconocimiento en la difusión del también llamado órgano de manigueta. Fue en las primeras décadas del siglo XX cuando Don Francisco Borbolla se interesa por este órgano y sus dos hijos Francisco y Carlo viajan a París para aprender todo sobre él. Regresan conociendo todo el proceder de este instrumento y logran enriquecerlo con canciones y ritmos completamente cubanos.

Es justo acompañar esta lista de contribuyentes con los nombres de las familias Fornaris, Ajo, Cuayo, Toranzo, Labrada, Contreras y Morales, entre otros. Todos ellos aportaron un grano de arena en el impacto de este órgano en la música cubana.

 

Un órgano de manivelas

Este órgano mecánico amerita de personas que con entusiasmo produzcan la mejor música molida. Al movimiento de sus manivelas o maniguetas, como las llama el cubano, pareciera escucharse instrumentos como el violín, la flauta, el chelo y el bajo. El sonido que emana este órgano es comparable al producido por una orquesta interna que va leyendo y ejecutando cada nota musical a medida que un rollo de cartón se va moviendo por un cilindro.

Una manigueta es la que hace mover el rollo que se perfora con cuchillas cuadradas y que en cada agujero alberga una nota. La otra logra que un fuelle produzca el aire necesario para el accionar del órgano. Así que ni cortes eléctricos ni cansancio de músicos harán que un órgano oriental deje de brindar su música acompasada para que las parejas bailen a su ritmo.  

Festival del Órgano Oriental

Aunque fue el mejor órgano del momento (pulsando este enlace puedes encontrar unas opciones para comprar) en una época, pareciera comenzar a desvanecerse en la cultura musical de la isla. Las tecnologías actuales y tendencias musicales obligan a los géneros e instrumentos a reinventarse cada vez más si quieren seguir en el gusto de la gente, especialmente, de la juventud.

Desde el año 1987, los festivales de órganos comenzaron en varias zonas de la región y hasta consiguieron ser tomados en cuenta por la televisión nacional. De ahí en adelante, continúan siendo organizados en algunas provincias. Granma, por ejemplo, lleva años dedicando el festival de órganos como iniciativa a la preservación de las tradiciones.

Son eventos que, además de las competencias de baile en parejas, también ofrecen presentaciones musicales con los órganos, talleres de percusión y eventos teóricos. En la actualidad, el cubano renuente a dejar que este órgano desaparezca de la cultura cubana lo ha hecho parte del acompañamiento musical de los grupos de calle e inclusive en solitario tocan su música para que la gente que pasa disfrute de canciones muy populares.

No es problema ir marcando las notas musicales en el cartón para después ser perforadas y poder ser tocadas con todo el ritmo. Por ejemplo, un boom musical como la canción Despacito no podía faltar en el repertorio y se escucha en el órgano oriental en las calles de Cuba, así que si tienes a la isla en mente como destino vacacional, seguramente podrás disfrutarla.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments