Última actualización: 20.11.19

 

En cualquier industria, uno de los grandes retos es mantenerse en el mercado y esto fue lo que ocurrió con Gibson, la legendaria marca de guitarras eléctricas que inicia la lucha por regresar a ocupar el puesto que tuvo alguna vez. Para ello, cuenta con la ayuda del vocalista Nat Zilkha, que será el encargado de la reorganización de la marca.

 

La crisis es una fase que forma parte de cualquier proceso y así como un cantante puede estar expuesto a situaciones que amenazan con continuar su carrera, también ocurre con las marcas fabricantes de instrumentos. Este fue el caso de la marca Gibson, una firma norteamericana que tiene más de 100 años de historia.

Cuando se comenzó a desarrollar el rock and roll hasta llegar a lo que es hoy día, ya Gibson formaba parte del mercado comercial, teniendo un rol protagónico en la fabricación de una serie de modelos de guitarras eléctricas, que fueron empleados para producir los ritmos más vibrantes durante muchas décadas, de allí que la marca en diferentes etapas de su desarrollo estuvo ligada a importantes músicos y artistas que crecieron junto a ella.

Pero su presencia no se relaciona solo a los artistas famosos, sino también a muchos empíricos y aficionados que encontraron en la marca ejemplares de guitarras eléctricas fascinantes y que permitió que Gibson fuera para muchos un símbolo del rock, no solo en los Estados Unidos, sino en una amplia cantidad de países.

 

 

¿Qué ocurrió con Gibson?

Para explicar un poco lo que ocurrió con Gibson, debemos contextualizar el estado actual del mercado de guitarras eléctricas. Con el desarrollo de Internet, los nuevos músicos y jóvenes aficionados han dejado de adquirir este instrumento de la forma en que se hacía unas décadas atrás, ya que actualmente existen una serie de recursos para producir sonidos similares a una guitarra eléctrica pero a un precio más barato y todo de una forma más práctica. A este se le suma la gran diversificación del mercado que se produjo gracias al aumento de las compras por la web.

Siendo las cosas así, la empresa comenzó a experimentar un período de bajas ventas, que llevó a la marca a intentar reinventarse en el año 2014, adquiriendo una compañía multinacional que formaba parte de Philips, a fin de abrirse a la venta de productos de electrónica de consumo. Esta inversión le costó a la marca 135 millones de dólares y fue catalogada por muchos como una imprudencia, que terminó dejando a la marca endeudada, alcanzando la cifra de 500 millones de dólares.

Esto llevó a que se produjera un enfrentamiento entre los directivos, teniendo partes interesadas en vender la compañía, mientras otros querían invertir nuevo capital, pero sin la participación de algunos accionistas como Henry Juszkiewicz, que era el director ejecutivo y fue el responsable por el colapso en el 2014.

Tras un conflicto legal, un juez ha declarado la autorización para que la compañía vuelva operar con una nueva directiva y pase por un proceso de reorganización total, que ha dejado a muchos músicos y seguidores esperanzados, confiando en una serie de elementos positivos y la participación de un equipo de músicos comprometidos con la marca, más allá de lo comercial.

 

Nat Zilkha y un equipo de músicos comprometidos con Gibson

Para llevar a cabo el proceso de relanzamiento y reorganización de Gibson, el vocalista Nat Zilkha, que participó en la banda Red Rooster de Nueva York, será uno de los encargados de devolverle a Gibson sus días de gloria. 

Zilkha formará parte de un equipo conformado por músicos, guitarristas y demás artistas relacionados con el mundo del rock and roll, que sienten un compromiso con esta marca, pues formó parte de su desarrollo dentro del género músical. El vocalista afirmó que siente que está asumiendo una gran responsabilidad al intentar que la marca estadounidense vuelva a ser lo que fue en el pasado. También, ratificó su alto nivel de empatía y relación con el producto, en este caso, la mejor guitarra eléctrica (Aquí puedes encontrar unas opciones para comprar) y, que ha sido eso lo que lo llevó a interesarse por sumarse a este proceso de reestructuración.

Aún el nombre del nuevo CEO de Gibson no había sido revelado, pero entre las informaciones difundidas, se dijo que la nueva empresa tendrá unos 800 empleados y que se enfocará en la producción de guitarras eléctricas, al mejor estilo de la época de oro de la marca.

Los fondos de inversión para resucitar a Gibson provienen en parte del grupo KKR, quien decidió establecer algunas condiciones antes de hacer una nueva inversión y tiene el compromiso de proyectar una imagen de confianza y protección de la marca para que su imagen en el mercado sea recuperada.

 

 

Otros estímulos positivos

Volviendo al asunto de la crisis en el mercado musical de la guitarra eléctrica, para el relanzamiento de la marca se ha hecho referencia a algunos hechos importantes, tales como que algunos músicos de gran fama mundial están utilizando nuevamente a la guitarra, llevándola a ritmos como el pop, tal el es caso de Ed Sheeran y Taylor Swift. Los expertos afirman que esto no determina el éxito en las ventas, pero sí contribuye a que se produzca una nivelación en el consumo, ya que nuevos jóvenes se sienten atraídos a adquirir estos instrumentos musicales.

Las expectativas para que Gibson salga de la bancarrota son bastante altas y aunque el mercado no necesariamente esté en su mejor momento, se espera que la marca se posicione nuevamente en el sector, sirviendo como respaldo en el proceso creativo de miles de artistas a nivel mundial. 

Para esto, la marca vuelve a lo sobrio y lo clásico de su estilo, ofreciendo un catálogo bastante prometedor, cuyas primeras imágenes ya fueron difundidas y han dejado a los usuarios con muchas ganas de adquirir los diversos modelos. De esta forma, la marca escribe un nuevo capítulo en su historia.