Última actualización: 05.04.20

 

Además de sus grandiosas motocicletas, Yamaha también es conocida por ser una de las primeras marcas en estudiar el arte de la creación de instrumentos musicales, como los pianos. Con diferentes modelos, la compañía busca tener un piano adecuado para cada músico en su portafolio de productos.

 

Cuando utilizas la marca preferida de grandiosos pianistas como Álvaro Gandul, Jaime Cullum y Azumi Nishizawa, es fácil decir que usar entonces un piano Yamaha es sinónimo de calidad y prestigio.

Yamaha es una marca que se ha involucrado en distintos proyectos exitosos en diferentes áreas del mercado, sin embargo, ninguno ha sido tan reconocido como la labor de la compañía en el ámbito musical. Algunos de los instrumentos fabricados por Yamaha son los violines, violas y violenchelos, flautas, flautines, tambores, bajos, guitarras y, por supuesto, los pianos.

Estos últimos, son los instrumentos musicales más conocidos, ya que fueron unos de los primeros que Yamaha comenzó a producir.

 

Yamaha y sus pianos

La historia, a pesar de empezar en el siglo XIX, tuvo su gran salto en el año 1930. Ese fue el momento en el que la compañía fabricó la primera sala de investigación acústica de todo el mundo. Los estudios realizados en dicha sala abrieron las puertas para una gama de pianos de mayor calidad. Año tras año, ingenieros de sonido de diferentes partes del mundo unieron esfuerzos para verificar la acústica de los pianos y elegir los mejores materiales para fabricar sus instrumentos.

Gracias a una estructura hecha de varios tipos de madera excelente es posible hacer más nítido el sonido, así como más amplio. Yamaha descubrió cómo unas maderas eran más adecuadas para la mejora de las vibraciones, otras para el rebote y algunas para mayor resonancia. El estudio de los tipos de madera y metales para crear los mejores pianos llamaron la atención de las personas, y fue tan grande la fama que alcanzó Yamaha por su excelencia al trabajar con estos materiales, que en la Segunda Guerra Mundial fueron contratados para crear las hélices de madera y metal para los aviones de guerra.

Pianos acústicos de la marca

Destacados por su excelencia y usados por los grandes pianistas del mundo, estos instrumentos resaltan por la delicadeza de su fabricación, pues su acabado prolijo y artesanal se da con largas horas de trabajo dedicado y exclusivo.

Todos estos pianos tienen un rango musical amplio, proveyendo un sonido variado y la capacidad de expresar el estilo único del instrumentista que lo utilice. Este tipo de pianos se divide en tres categorías: Premium, de cola y verticales.

Los pianos de cola y los de tipo Premium son de la gama más alta de Yamaha, pues ambos tienen un registro musical bastante amplio, con armonías limpias y un timbre tonal inigualable. Estos son los preferidos por los artistas.  Los Premium destacan un poco más por su enfoque hacia el estilo musical y la capacidad armónica y expresiva del pianista. Sin embargo, ambos tipos son de calidad óptima.

Los pianos verticales son un poco más económicos que los previamente mencionados, pues son utilizados, la mayoría de las veces, como pianos de enseñanza. Inspirados en la cultura oriental, estos instrumentos tienen un tamaño menor para ser más fáciles de ubicar, pero igualmente cuentan con un rendimiento eficaz.

 

Pianos digitales

Los pianos digitales de Yamaha son, sin lugar a dudas, los instrumentos más famosos de la marca. Yamaha ha puesto mucho esfuerzo en intentar que sus pianos electrónicos logren alcanzar el nivel musical de sus pianos acústicos y, por esa razón, todos los músicos toman en consideración a la compañía si van a comprar uno de estos instrumentos.

El modelo P-225 es uno de sus grandes éxitos, un instrumento que magistralmente alcanza la polifonía máxima de las 256 notas musicales, sin cortes de sonido, con un resultado limpio y unas teclas suaves para minimizar el esfuerzo. El mejor piano Yamaha del momento, en el área digital, es definitivamente este.

Para hablar más del diseño de estos interesantes instrumentos, diremos que los pianos de la marca vienen con una tecnología de contrapeso para que los músicos sientan la ligereza en las teclas agudas, y el peso en las graves. Asemejándolos a los pianos de concierto, para preparar al pianista. Las funciones de los instrumentos también pueden configurarse fácilmente, accediendo a métodos de aprendizaje y práctica para mejorar, o simplemente adaptándolos al lugar en donde se está tocando.

En cuanto a la estructura, la absorción de humedad por parte del marfil sintético hace que tocarlo sea más cómodo, pues tus dedos no se deslizarán y las teclas se mantendrán intactas con el pasar del tiempo.  Además de todo esto, los motores Pure CF de la mayoría de los pianos digitales Yamaha resaltan por poder replicar los matices dinámicos y también delicados de los grandes pianos de concierto.

Pianos híbridos

Para Yamaha, la innovación es importante a la hora de fabricar sus productos. Por eso, en vez de conformarse con la excelencia de los pianos digitales y los acústicos, decidió crear pianos que combinen las mejores características de ambos tipos de instrumentos.

Con este instrumento de tipo híbrido es posible disfrutar de la capacidad musical de un piano acústico, sin dejar de lado las tecnologías de grabación y otras características de los pianos digitales.

 

¿Cuáles son las mayores diferencias entre un piano digital y uno acústico?

Además de la estructura, estos pianos se diferencian en sonido, pulsación, expresión, durabilidad y generación de sonido.

En cuanto a la generación de sonido, el piano acústico usa el golpeo de cuerdas en la caja armónica y los digitales poseen sensores que detectan la presión en las teclas y activan el sonido. Las pulsaciones de un piano digital se basan en mecanismos que imitan a un piano de cola, mientras que este tiene, aproximadamente, 5,500 piezas para detectar el golpeo de las cuerdas.

El piano acústico varía su sonido según la forma en la que toque el músico, mientras que el digital analiza el toque del pianista y, usando diferentes grabaciones de pianos acústicos, adapta el sonido. La expresión creativa también depende de esto; mientras que el piano digital tiene una respuesta inmediata y natural a las pulsaciones del pianista, el digital se basa en grabaciones para reconocer y reproducir el sonido adecuado para el estilo del instrumentista.

Por último, es necesario recalcar que el piano acústico es mucho más duradero que el digital, pues este solo necesita de un mantenimiento efectivo con regularidad para mantenerse en perfectas condiciones.

 

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de