Última actualización: 20.07.19

 

Día a día vemos grandes avances tecnológicos. La impresión 3D es una muestra de ello, abriéndose camino rápidamente en un mercado bastante competitivo. Por ello, un ingeniero del grupo Sandvik diseñó una guitarra eléctrica “indestructible”, incorporando dicha tecnología de construcción aditiva, siendo una pieza especialmente hecha para Yngwie Malmsteen.

 

El mundo del rock es vertiginoso e impredecible. Cada artista posee su propio performance que lo hace destacarse en el escenario. Sumado a ello, está el talento característico al tocar cada uno de los instrumentos propios de este género y subgéneros. Los guitarristas suelen ser bastante excéntricos, teniendo algunos de ellos una especie de ritual en cada presentación, en el que muchos destruyen su guitarra. Es un momento lleno de adrenalina tanto para ellos como para quienes están frente al escenario. 

Este acto ejercido por algunos héroes de la guitarra fue empleado como fuente de inspiración por los ingenieros de Sandvik, quienes decidieron probar una nueva tecnología que promete mantener la guitarra en una sola pieza después de ser impactada sobre el suelo o contra cualquier objeto. 

 

¿Una guitarra eléctrica antes vista?

Sandvik es una industria que, a pesar de su larga trayectoria, cada día estudia las distintas vías de expansión, con el propósito de mantenerse vigente en el mercado. En este sentido, la fabricación aditiva es el próximo objetivo de la empresa. Se trata de una tecnología bastante prometedora, que convierte los archivos 3D en un objeto fabricado mediante un proceso de adición realizado capa a capa. Esta técnica se puede llevar a cabo en distintos materiales, como el polímero, resina, metal, papel y muchos otros, recibiendo el nombre de fabricación aditiva o más comúnmente llamada impresión 3D.

Es importante mencionar que actualmente este tipo de procedimiento es considerado el futuro para los distintos sectores industrializados, por lo que el equipo de trabajo de Sandvik se puso manos a la obra y decidió demostrar la eficiencia de dicha tecnología. Es de esta necesidad que surge la idea de crear una guitarra eléctrica completamente “indestructible” ¿La inspiración? Los guitarristas de heavy metal, como Yngwie Malmsteen, que disfrutan de estrellar contra el suelo del escenario el instrumento durante cada presentación.

 

 

Proceso de construcción

Para la realización de esta guitarra eléctrica “indestructible”, el grupo de trabajo de Sandvik realizó varias pruebas para determinar primeramente cuáles eran los puntos con mayor vulnerabilidad en el instrumento al ser impactado contra una superficie.

Es importante comentar que el ingeniero a cargo del diseño empleó el software usado por los grandes fabricantes del mundo automotor, con el propósito de medir el nivel de resistencia ante los diferentes tipos de impactos. De esta manera, determinó que el área más susceptible era la unión existente entre el cuerpo de la guitarra y el mástil. En este sentido, la solución más viable fue diseñar la estructura en una sola pieza.

Con respecto a los materiales empleados, se hizo uso de dos metales con grandes propiedades como el titanio, un elemento químico de baja densidad y una marcada resistencia a la corrosión y a los impactos. Por otra parte, destaca el acero que le aporta dureza, siendo una aleación de partículas de carbono con hierro.

Lo realmente novedoso es la construcción, que como ya hemos mencionado es por medio de una técnica de impresión 3D, que va integrando varias capas de polvo de titanio, así como un diseño especial de rejillas.

 

Los resultados

Los resultados fueron los esperados, tras un arduo proceso de diseño y fabricación llevado a cabo por Andy Holt junto a su equipo de trabajo. La creación de una guitarra eléctrica “indestructible” ya no era una simple metáfora. Pero, aún quedaba una última prueba. Y es que la guitarra debería pasar por las manos de Yngwie Malmsteen. 

Si buscas entre los grandes guitarristas del mundo del rock, encontrarás el nombre de Lars Johann Yngwie Lannerback, mejor conocido como Yngwie Malmsteen. El guitarrista de origen sueco nació el 30 de junio de 1963 y es considerado un virtuoso del instrumento de seis cuerdas, destacando en géneros como heavy metal, power metal, metal neoclásico y shred metal. Una particularidad de Malmsteen es que tras cada presentación acostumbra a destruir literalmente su guitarra, golpeándola contra el escenario.

¿Será que esta guitarra lo soportaría? El legendario guitarrista asegura haber estado emocionado por tal reto propuesto por la casa Sandvik, puesto que desde que vio a Jimmy Hendrix en escena destruir una guitarra eléctrica, la imagen quedó grabada en su cabeza, convirtiéndose más adelante en un verdadero fetiche, un ritual que ejecuta tras la culminación de cada una de sus presentaciones.

 

 

El gran día llegó. La guitarra “indestructible” de Sandvik estaba en manos de Malmsteen, quien puso todo de su parte para acabar con el cuerpo del instrumento. Muchos fueron los impactos que propició contra los distintos amplificadores e incluso contra el suelo del escenario.

La cara de decepción de Malmsteen no se hizo esperar, mientras sus seguidores eufóricos pedían a gritos la destrucción de la guitarra. Finalmente, cogió a la “indestructible” y tocó nuevamente con ella. El mástil estaba en su lugar y la guitarra emitió un estridente sonido que hizo vibrar a la multitud.

El guitarrista en una entrevista dijo haberse esforzado el doble, pero fue imposible romperla. “Me sentí como si saliera de un ring de box después de 12 asaltos… Por lo menos puedo romper otras cosas con ella”.

El cometido fue cumplido, demostrando de esta manera que la técnica aplicada es completamente eficaz al construir la que bien podría ser la mejor guitarra eléctrica.

 

Acerca de Sandvik

Sandvik es una compañía de origen sueca con 157 años de trayectoria en el mundo de la minería, fabricación de herramientas de construcción y mecanizado. Su fundación data del año 1862 de la mano de Goran Fredrik Göransson, quien forjó un pequeño imperio con proyección en 130 países, brindándoles empleo a un promedio de 42.000 personas. Además, es de destacar que esta es una empresa que posee un cierre anual de ventas que se posiciona en 100.000 coronas suecas.