Última actualización: 12.11.19

 

En la actualidad, el saxofón es reconocido como un instrumento musical capaz de integrarse perfectamente a casi todos los géneros de música que conocemos hoy en día y esto se debe en gran parte por la gran influencia que ha tenido el Jazz sobre la música en general.

 

El jazz, así como el rock, no serían lo mismo sin el instrumento musical que les representa. Mientras la guitarra eléctrica es la protagonista en todas las afiladas y poderosas canciones del rock and roll, el saxofón es el encargado de dar vida a casi todas las agradables y relajantes canciones de jazz. Si eres de las personas que se inclinan por las melodías del jazz y, además, estás interesado en aprender a tocar este instrumento, es importante que conozcas las características principales del saxofón, así como los beneficios que obtendrás al tocarlo. Para elegir el mejor saxofón del momento (Si pulsas aquí, encuentras varios productos para elegir), también te recomendamos conocer un poco más sobre la historia del jazz, su papel en la historia e, inclusive, la repercusión que ha tenido en los distintos festivales de música.

 

La historia de un instrumento iconográfico

A comienzos del año 1840, Antoine-Joseph Sax, oriundo de Namur en Bélgica, creó uno de los instrumentos musicales más melodiosos y hermosos visualmente del mercado. En el taller musical de su padre, Antoine buscó fabricar un clarinete bajo que tuviera una potencia sonora más elevada y sin llegar a disminuir la dulzura de su sonido, además de que mantener una ejecución ágil en el instrumento.

En ese momento, Antoine Sax desarrolló en un principio un saxofón bajo, conocido en la actualidad como el modelo barítono de este instrumento y, finalmente, desarrolló toda la gama de tonos completa, desde los modelos más agudos, hasta los más graves.

Los saxofones fueron fabricados en Fa y Do, adicionalmente se crearon los modelos destinados para la orquesta sinfónica, concibiendo el modelo soprano, alto, sopranino, tenor, barítono, contrabajo y bajo.

Sax no fue únicamente el inventor del saxofón. A él se le atribuyen muchos otros descubrimientos y avances desde el punto de vista musical como la creación y perfeccionamiento de otros instrumentos musicales. Incluso, estudió la forma de conseguir la mejor calidad de sonido en las salas de concierto, haciendo planos dedicados a ello.

La presentación formal de este instrumento al público fue en París el 3 de febrero del año 1844 en la sala de conciertos Herz, e interpretaba la obra “Chant Sacré”, una obra musical del conocido músico Berlioz, quien la adaptó especialmente para ser interpretada por seis instrumentos musicales de viento retocados por Adolphe Sax como la trompeta sobreaguda, el fiscorno, el clarinete bajo y el saxofón bajo, todos bajo la dirección de Berlioz.

Tocando el saxofón, su propio inventor invirtió todo el oxígeno que tenía en los pulmones al prolongar enormemente una nota, llenándola de una serie de matices y tonalidades, aumentando y disminuyendo la potencia de manera como nunca nadie lo había hecho. Lo que se pudo escuchar después de ese espectáculo fue una serie de aplausos de parte del público, quien acababa de ver nacer un nuevo instrumento musical. 

 

 

El saxofón en el jazz

Para conseguir que las improvisadas y atrevidas canciones del jazz suenen con la intensidad que requiere este género musical único, marcado por la expresividad que denotan las trompetas en su sonido y la gran agilidad de los clarinetes en su interpretación, el único instrumento musical que pudo y puede hacerlo hasta el momento es el saxofón. Estas son las principales razones que hicieron que el saxofón se convierta en la columna vertebral del jazz y eso siga así hasta nuestros días.

Aunque muchas personas saben que el grandioso invento de Sax nació envuelto de una gran polémica en plena sala de conciertos, el género denominado jazz lo acogió con los brazos abiertos. Hay dataciones históricas de músicos de mediados de 1910 que se denominaban como saxofonistas de jazz. Fue después de la Primera Guerra Mundial que muchas personas en los Estados Unidos reconocerían este novedoso instrumento musical de la mano de los soldados norteamericanos, quienes habían conocido el saxofón en Europa y regresaban a sus tierras.

Después, a mediados de los años veinte, en Europa la moda del ritmo impuesto por el jazz fue a causa de la influencia que tuvieron intérpretes como Stravinski, Milhaud, Ravel Weill, Schulhoff y Krenek, entre otros. Luego, algunos años después, los vanguardistas que buscaban romper los moldes impuestos por la academia encontraron en este instrumento una excelente confianza, por lo que fue adoptado por los compositores más destacados de la época. Finalmente, el saxofón como lo conocemos hoy en día es un instrumento musical que se integra perfectamente en cualquier género musical gracias a esa gran conexión con el jazz y a que la mayoría de géneros musicales están influenciados por el jazz.

 

 

Toda la tradición jazzística viajó hasta un género nuevo y urbano, el blues y sus ramificaciones como el rhythm and blues, el rock and roll y el soul, géneros musicales en los que, en muchas de sus interpretaciones, el saxofón juega un papel protagónico con la misma importancia que tiene una guitarra. Es debido a su larga historia e influencia sobre varios géneros musicales que muchas personas afirman que, si se tuviera que señalar un solo instrumento que describa y resuma toda la música del siglo XX, este instrumento sería el saxofón.

Finalmente, además de un sonido nuevo, este instrumento destacó por su belleza. Además de haber inventado varios instrumentos musicales con sonido vanguardista, Adolph Sax creó uno de los instrumentos con la silueta más reconocible a nivel mundial, llamando la atención de todo tipo de artistas y publicistas norteamericanos a mediados de los años veinte, los años conocidos públicamente como la Era del Jazz. Por lo tanto, el saxofón no es únicamente el instrumento más importante del siglo XX. Se puede considerar, a su vez, como uno de los iconos visuales más característicos de la cultura moderna.