Última actualización: 30.07.21

 

Interfaz de audio – Guía de compra, Opiniones y Análisis

 

Una interfaz de audio puede mejorar mucho tu experiencia sonora respecto al ordenador, ya sea que escuches música o realices producciones musicales. Igualmente, es un equipo útil para la realización de podcasts más limpios y profesionales. En esta ocasión te presentamos varias interfaces de gran calidad; una de ellas es la M-Audio AIR 192|4, que ofrece dos canales, los cuales sirven para micrófono e instrumentos musicales. También, te recomendamos la PreSonus AudioBox USB 96 que posee una entrada híbrida (XLR + 6,3 mm balanceada) y dos salidas de 1/4 pulgadas para monitores.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Las 9 Mejores Interfaces de Audio – Opiniones 2021

 

Si buscas un buen equipo de audio para tu Home Studio o controlador DJ, revisa esta lista donde seleccionamos 9 modelos de interfaces. Quizá alguna de ellas te sirva para que realices mejores proyectos multimedia en casa, sin tener que invertir mucho dinero.

 

Interfaz de audio USB

 

1. M-Audio AIR 192|4 Interfaz de audio USB USB-C 2 entradas

 

Quizá sea la mejor interfaz de audio, pues ofrece grabaciones nítidas, dado que funciona con una profundidad de 24 bits y 192 kHz respecto a la frecuencia de muestreo. En la práctica, esto significa que el sonido grabado podrá sonar muy similar al original que los instrumentos musicales emiten. Igualmente, debido a ello podrás tener una menor latencia en las grabaciones. De este modo, las canciones quedan mejor grabadas en cuanto al tempo.

Asimismo, esta interfaz de audio USB posee una entrada híbrida para XLR y 6,3 mm), así como otra entrada de 6,3 mm especial para conectar tus instrumentos y realizar las grabaciones. Podrás utilizar teclados, guitarras o bajos, siendo bastante versátil a pesar de su tamaño portátil. Del mismo modo, en la entrada híbrida puedes conectar micrófonos dinámicos o condensadores. Estos últimos son compatibles gracias a su función Phantom Power.

Si buscas calidad de audio y ergonomía al momento de grabar, esta interfaz podría ser la más indicada para ti.

 

Pros

Sonido: El sonido de tus tracks será más limpio y dinámico, gracias a que funciona con 192 kHz y 24 bits.

Canales: Con esta interfaz podrás grabar mediante sus dos entradas, así que puedes ir tocando el instrumento y cantar a la vez.

Phantom: Tiene Phantom Power, así que podrás activarlo cuando quieras grabar con algún micrófono condensador.

 

Contras

MIDI: Se echa en falta que la interfaz tenga puertos MIDI, de modo que puedas conectar otros instrumentos y equipos por esa vía.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

2. Moukey Interfaz de audio USB-C 3.0 24 bits 48 kHz

 

Entre las mejores interfaces de audio del 2021 destaca el modelo Monkey MSc1, pues funciona con una frecuencia de muestreo de 48 kHz y 24 bits profundidad. Es decir, proporciona un sonido bastante fiel a las muestras tomadas en el Home Studio. Asimismo, mencionamos que posee tecnología Phantom, de modo que podrás activarla cuando quieras conectar algún micrófono condensador.

Aunado a ello, cabe destacar que es una interfaz de audio USB 3.0, es decir, que los sonidos serán transferidos al ordenador y viceversa con una mayor velocidad que la tecnología USB 2.0.

También, debes saber que cuenta con dos entradas. La primera es híbrida, así que sirve para jacks XLR y 1/4 pulgadas. En segundo lugar, tiene una entrada de 1/4 pulgadas que será útil para conectar instrumentos musicales. Por si fuera poco, posee una salida especial de 3,5 mm para grabación o transmisión en vivo mediante teléfonos.

En el mercado hay muchas opciones, pero esta es una de las interfaces más útiles para productores musicales modestos, vlogs, tutoriales y podcasts. A continuación, te resumimos algunas de sus cualidades más importantes.

 

Pros

Sonido: La señal de audio que graba esta interfaz es bastante realista, porque su frecuencia de muestreo de 48 kHz captura los matices de cada voz o instrumento musical.

Entradas: Tiene dos canales, uno para micrófono y línea, así como otro que está destinado principalmente a instrumentos musicales (guitarras, teclados, bajos, etc.).

Controles: En su panel frontal tiene controles de volumen para los auriculares, altavoces y las dos entradas.

 

Contras

Monitoreo: No viene con un botón especial para silenciar el monitoreo, lo que podría ser un problema para algunos usuarios.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Interfaz de audio para guitarra

 

3. PreSonus AudioBox USB 96 2×2 Recording System

 

Si te preguntas cuál es la mejor interfaz de audio, quizá este modelo sea la respuesta más adecuada. Tiene dos entradas híbridas, para poder conectar dos micrófonos a la vez o algunos instrumentos, por ejemplo, bajo y guitarra. Además, puede serte útil si buscas una interfaz de audio para guitarra y voz. Esto es posible gracias a que posee Phantom, para conectar cualquier micrófono condensador mediante jack XLR.

Aunado a ello, viene con controles análogos para ajustar el volumen de cada entrada y la salida de sonido. De igual forma, esta interfaz de audio funciona con 24 bits y una frecuencia de 96 kHz, siendo eficiente en la captación de la voz y los instrumentos. Es decir, convierte el sonido análogo en muestras sin ruido, muy similar al audio original de los instrumentos e intérpretes.

Esta podría ser la mejor interfaz de audio del momento para podcasts, pues pueden conectarse dos micrófonos a la vez. En el siguiente apartado te presentamos sus aspectos más relevantes.

 

Pros

Sonido: Sus 24 bit y la frecuencia de 96 kHz son suficientes para grabar o transmitir en vivo audios claros y fieles al sonido análogo.

Canales: Posee dos canales híbridos (XLR y 1/4 pulgadas), para que grabes tus proyectos con mayor comodidad.

Compatibilidad: Sirve para diversos programas DAW en ordenadores Mac o Windows, así que no tendrás problemas con la compatibilidad.

 

Contras

USB: Su puerto USB es versión 2.0, así que no es muy rápido, quizá sería mejor si tuviera 3.0 o tipo C.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

4. Saramonic Adaptador de audio SmartRig II Profession

 

En este caso, te presentamos una interfaz de audio para guitarra y voz que podrá sacarte de algún apuro e, incluso, ayudarte en algún proyecto formal de producción musical. Aunque es una de las interfaces más pequeñas de la lista, sí permite trabajar en programas DAW de diversas compañías, Pro Tools, Cubase, Sonar, Audacity, entre otros. Además, tiene Phantom, pues en su parte trasera se encuentra un compartimento para pila de 9 V.

Y, si te preocupa el monitoreo, debes saber que la interfaz posee una salida para auriculares. Simplemente, conecta unos auriculares con jack macho de 3,5 mm y podrás escuchar el sonido en tiempo real.

Asimismo, te informamos que gracias a su diseño compacto con entrada híbrida XLR + 1/4 pulgadas es posible conectar un micrófono condensador y lanzar un directo a través del teléfono.

A continuación, te hablaremos de los aspectos positivos y negativos de la Saramonic SmartRig II, ya que, aunque es una de las interfaces más baratas, resulta eficiente para algunos productores de contenido multimedia.

 

Pros

Micrófono: En ella podrás conectar un micrófono condensador, pues posee Phantom Power.

Entrada: Su entrada híbrida para micrófonos e instrumentos musicales te sacará de apuros en esos momentos en los que se te ocurren ideas buenas y quieres grabarlas.

Practicidad: Esta interfaz es muy pequeña y funciona con teléfonos o tabletas iOS y Android, de modo que puedes llevarla contigo para grabar o transmitir un directo en cualquier lugar.

 

Contras

Canal de audio: No se puede grabar guitarra y voz al mismo tiempo, porque tiene un canal de audio.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Interfaz de audio Behringer

 

5. Behringer U-PHORIA UM2 Equipos de música adicionales 

 

Esta podría ser la mejor interfaz de audio de relación calidad precio, ya que es una de las más baratas, pero cuenta con una frecuencia de muestreo de 48 kHz, proporcionando calidad a tus grabaciones. Además, gracias a su tamaño podrás llevarla contigo a todas partes de manera cómoda. 

También, mencionamos que la interfaz de audio Behringer es compatible con los programas de grabación más populares utilizados por ingenieros de sonido o productores musicales, entre ellos, Steinberg Cubase, Avid Pro Tools y Ableton Live. Asimismo, con ella podrás grabar instrumentos musicales y pistas vocales al mismo tiempo en tu ordenador puesto que cuenta con preamplificador de micrófono, el cual tiene alimentación Phantom. De esta manera, tus grabaciones quedarán muy profesionales.

Igualmente, cuenta con control directo de monitorización, clip de señal, LED de estado y alimentación a través de USB. Por si fuera poco, tiene una entrada XLR / TRS para micrófono o línea, así como un puerto de 1/4 pulgadas (entrada de micrófono). 

Si aún no sabes qué interfaz de audio comprar para tu Home Studio, te recomendamos este modelo, ya que es compacto y versátil.

 

Pros

Compatibilidad: Este dispositivo es compatible con los principales programas DAW, por ejemplo, Ableton Live, Cubase y Pro Tools, los más utilizados por productores musicales actualmente.

Preamplificador: Su preamplificador para micrófono con una alimentación Phantom de 48V permite el uso de micrófonos condensadores.

Monitoreo: Tiene monitoreo directo para que cuando estés grabando tengas una mejor experiencia con la mezcla y edición. 

 

Contras

Funda: Sería bueno que la interfaz viniera con una funda acolchada para llevarla o guardarla con mayor seguridad y comodidad. 

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Interfaz de audio para Mac

 

6. Roland Rubix22 USB Audio Interface

 

La presente interfaz Roland ha sido fabricada en metal, un material resistente, por lo que tendrá una larga vida útil. Además, tiene un diseño compacto, por lo que podrás llevarla contigo a todas partes. Pero eso no es lo más importante, ya que cuenta con un aislamiento exhaustivo y una conexión a tierra, de manera que disfrutarás de un sonido muy limpio en cualquier lugar que desees grabar.

Es una interfaz de audio para Mac y PC que tiene drivers de baja latencia, esto significa que no tendrás los típicos problemas de respuesta o tempo en tus grabaciones. Asimismo, viene con el software Ableton Live Lite, que puedes usar sin necesidad de realizar una configuración muy compleja.

También, tiene una entrada Hi-Z, para que conectes una guitarra u otro aparato de alta impedancia. Por si fuera poco, posee dos previos de micrófono de bajo ruido, así que el sonido será bastante limpio. Además, disfrutarás de un amplio rango dinámico que permite registrar los mínimos detalles de tu grabación respecto a frecuencias graves, medias o agudas.

Si buscas una interfaz de audio con posibilidad de grabar en baja latencia, quizá esta podría ser una buena opción para ti. Revisa sus pros y contras, los cuales te presentamos a continuación. 

 

Pros

Resolución: Cuenta con una resolución de 24 bits, así como 192 kHz para la frecuencia de muestreo. Tus grabaciones quedarán con un sonido muy realista, tal como es concebido por cada músico en el estudio.

Entrada: En su panel frontal cuenta con una entrada Hi-Z en la que podrás conectar, guitarra eléctrica, teclado o bajo.  

Previos: Sus dos previos para micrófono han sido diseñados para la alta definición y el bajo ruido en tus proyectos.

 

Contras

Usabilidad: La presente interfaz es recomendada para estudios sencillos o productores principiantes. Es decir, si deseas realizar grabaciones a un nivel profesional, deberás elegir otro modelo.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Interfaz de audio para iPad

 

7. iRig IK Multimedia HD 2 Interfaz audio Sonido Profesional  

 

Uno de los aspectos más importantes de esta interfaz es su practicidad, ya que posee un diseño bastante compacto y ligero, de modo que podrás llevarla fácilmente a cualquier parte, para grabaciones en directo. Además, tiene una salida de amplificador con interruptor dual, de modo que puede enviar señales sin procesamiento al amplificador de tu guitarra, sin que tengas que utilizar adaptadores de conversión.

Aunado a ello, mencionamos que esa misma salida es de 1/4 pulgadas, por lo que puedes usar un cable de instrumento tradicional. Asimismo, su salida USB es compatible con ordenadores, tabletas y teléfonos, para que puedas hacer grabaciones sin limitaciones. Y, si quieres tener monitoreo, esta interfaz cuenta con una salida de auriculares, la cual es de 3,5 mm, así que puedes conectar cualquier modelo de cascos (in ear u over ear). 

Por otro lado, es una interfaz de audio para iPad y PC que posee una calidad de audio superior con convertidores A/D de 24 bits y una frecuencia de muestreo de 96 kHz, lo que te proporcionará una señal libre de interferencias y ruido de fondo.

En el siguiente apartado te explicamos los pros y contras de este producto, quizá sea el que estás buscando para tus grabaciones dentro o fuera del estudio. 

 

Pros

Compatibilidad: Es compatible con ordenadores portátiles Windows, Mac, así como dispositivos iPhone, iPad y iPod touch por lo que podrás usar tu interfaz con cualquiera de estos equipos.

Frecuencia: Posee una frecuencia de muestreo de 96kHz la cual le proporciona claridad y profundidad al sonido haciendo que tus grabaciones suenen increíbles.

Paquete: Esta interfaz viene con cable USB a Micro USB, clip de montaje de soporte para micrófono y un cable Lightning a Micro-USB, de modo que no tendrás que comprar estos accesorios en otro sitio Web.

 

Contras

XLR: Sería bueno que tuviese una entrada XLR al menos para micrófono dinámico, sin embargo, esto no afecta su calidad en cuanto a grabación de instrumentos. 

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Otros productos

 

8. Focusrite Scarlett Solo 3rd Gen Interfaz de audio USB

 

Se caracteriza por ser compatible con los distintos programas de grabación como FL Studio, Garageband, Cubase, Nuendo, etc. Por lo tanto, podrás usar tu favorito y comenzar a hacer tus grabaciones y mezclas. También, debes saber que esta interfaz posee una entrada de instrumento, para que conectes tu bajo eléctrico o guitarra. Del mismo modo, cuenta con la herramienta Easy Start, con la cual podrás realizar configuraciones, grabaciones y reproducciones en pocos minutos, lo que es muy ventajoso si eres principiante. 

Igualmente, cabe destacar que tiene un preamplificador de micrófono con la función Air, para que tus grabaciones tengan un sonido más brillante. Además, posee convertidores A/D de 24 bits, así como 192 kHz de frecuencia de muestreo. En otras palabras, te permitirá mezclar, grabar y reproducir audio con una gran calidad de estudio. 

Por otro lado, mencionamos que la interfaz posee entrada XLR con tecnología Phantom Power de 48 V, para poder conectar un micrófono condensador. Además, la entrada de instrumentos es de 1/4 pulgadas, así que puedes conectar fácilmente bajos, teclados o guitarras. Incluso, puedes grabar voz e instrumento al mismo tiempo, pero en dos pistas (tracks) diferentes dentro del programa DAW. 

Focusrite podría ser la mejor marca de interfaces de audio para Home Studio, ya que fabrica equipos compactos especializados en programas de grabación, edición y mezcla.

 

Pros

Preamplificador: Esta interfaz cuenta con un preamplificador de micrófono que tiene la función Air Mode, por lo que tus grabaciones tendrán un sonido más brillante o dinámico.

Compatibilidad: Es compatible con la mayoría de softwares de grabación más utilizados por los productores musicales o músicos aficionados, de este modo, podrás usar el que más te guste.

Entradas: Sus entradas XLR y 1/4 pulgadas te permiten grabar cada canal por separado en tiempo real.

 

Contras

Manual: El manual de usuario viene en inglés, por lo que para algunas personas resulta algo engorroso.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

9. Zoom U-24 Interfaz de audio

 

Se trata de una interfaz con dos entradas híbridas (XLR y 1/4 pulgadas), las cuales pueden funcionar al mismo tiempo, para grabar dos voces a la vez o guitarrista y cantante. Igualmente, viene con potenciómetros de ganancia para cada entrada, de modo que ajustes libremente el nivel de volumen que quieres para cada canal. Aunado a ello, debes saber que la entrada es de tipo Hi-Z, por lo que podrás conectar bajos, guitarras u otros instrumentos.

También, mencionamos que posee jacks tanto de entrada como salida MIDI y con formato DIN 5 pines, para que uses cajas de ritmos, teclados, sintetizadores y controladores, según tus requerimientos. Además, posee Ableton Live 9 Lite, de modo que podrás editar tus tracks rápidamente, agregándole efectos como Chorus, Reverb, Delay, entre otros.

Asimismo, cuenta con opciones de monitorización, para que ajustes tus proyectos con mayor eficacia. De la misma manera, cada uno de los puertos fueron colocados de forma estratégica, para que tengas un fácil acceso y realices los ajustes necesarios con mucha más comodidad.

En el siguiente apartado, te presentamos los pros y contras más importantes de esta interfaz, quizá sea el modelo que necesitas. 

 

Pros

Canales: Sus dos canales de audio ofrecen una mayor facilidad al momento de grabar voces e instrumentos simultáneamente.

Tamaño: El tamaño compacto de esta interfaz permite su instalación en cualquier Home Studio, sobre todo si el espacio es pequeño. 

Monitorización: Tiene monitorización directa con cero de latencia, de modo que podrás hacer tus grabaciones sin problemas de tempo o ritmo. 

 

Contras

Pilas: Requiere de dos pilas AA para su funcionamiento, las cuales le proporcionan aproximadamente 4 horas de autonomía. Tal vez tengas que comprar recambios a menudo. 

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Guía de compra

 

En el mundo del sonido, las interfaces de audio, también conocidas como tarjetas de sonido, cumplen un papel muy importante. Ellas se encargan de convertir las señales de audio analógicas en digitales, siendo compatibles con diversos programas DAW. Sin embargo, la calidad de sonido puede ser buena o mala, dependiendo de las tecnologías con las que se hace esta conversión (la calidad de la interfaz). Por esa razón, en este artículo te presentamos una guía para comprar la mejor interfaz de audio.

Profundidad de bits

Si estás haciendo una comparativa de interfaces de audio, esta es una de las primeras cualidades que debes conocer. La profundidad de bits se refiere a la cantidad de bits que pueden ser representados en una muestra de audio digital. Si comparamos esto con cámaras fotográficas, 16 bits serían 16 MP (megapíxeles). En teoría, una cámara de 24 megapíxeles tomará fotos más nítidas que otra de 16 megapíxeles. Lo mismo sucede con los bits en audio, ya que representan la resolución de la música que escuchamos.

Así pues, la tarjeta de audio debe ser capaz de convertir las señales analógicas en datos u ondas digitales con 16 bits o 24 bits. Si las muestras grabadas en tu programa DAW fueron hechas con una interfaz de 24 bits, la resolución es mayor. En otras palabras, si quieres mejor calidad en tus grabaciones, compra una interfaz de 24 bits. Así no tendrás problemas de ruido blanco o distorsiones con algunas frecuencias cuando grabes voces o instrumentos.

Por supuesto, la interfaz no hará milagros, así que debes tener buenos músicos en el estudio, para que toquen la guitarra o canten profesionalmente. Muchas veces los problemas en la producción musical no es por la calidad de la interfaz, sino el bajo nivel de los músicos que grabaron.

 

Frecuencia de muestreo

Otro aspecto importante de cualquier interfaz es su frecuencia de muestreo. Debe ser capaz de grabar con una frecuencia de 44100 kHz y 16 bits si deseas crear música para después quemar en un CD. En cambio, si quieres grabar para DVD, lo más lógico sería que la tarjeta tuviese una frecuencia de muestreo alta; 48 kHz estaría bien, así como 24 bits.

Por otro lado, la música de un Blu-ray debe tener una frecuencia de muestreo superior, por ejemplo, 192 kHz y 24 bits. Normalmente, cuando la frecuencia de muestreo es alta también aumenta la resolución (profundidad de bits). Entonces, la recomendación es que elijas la interfaz que mejor se ajuste a tus proyectos multimedia. Esto te dará el éxito en cuanto a calidad de sonido se refiere.

 

Cantidad y tipo de entradas

Antes de preguntarte cuánto cuesta una determinada tarjeta debes revisar su cantidad de puertos (entradas y salidas). Lo más común es que las interfaces de una sola entrada sean más baratas. De cualquier forma, debes buscar con calma y, seguramente, encontrarás una interfaz buena y económica en Internet.

Si quieres grabar voz e instrumento a la vez, compra una interfaz con 2 entradas (canales); por ejemplo, una XLR y otra de 1/4 pulgadas. La primera es para micrófono y la segunda sirve con instrumentos musicales variados, teclados, bajos, guitarras, ukeleles, banjos, etc.

Aunado a ello, ten en cuenta que algunos modelos de interfaces vienen con una o dos entradas híbridas. Este tipo de entradas es muy versátil, ya que sirve para conectar algún micrófono vía XLR o instrumentos en el puerto de 1/4 pulgadas. También, son conocidas como entradas 2 en 1.

Importancia del Phantom Power

Este es otro de los aspectos que debes conocer sí o sí. El Phantom Power es un voltaje especial de corriente continua que le da energía a determinados micrófonos, para que puedan funcionar correctamente. Generalmente, el Phantom Power solo se activa en una interfaz de audio cuando vas a usar un micrófono condensador.

Por supuesto, no todos los vendedores en Internet muestran este detalle dentro de las especificaciones de la interfaz. Sin embargo, puedes buscar esta información en páginas de reseñas, vídeos y, sobre todo, a través de la página oficial del fabricante (Steinberg, M-Audio, PreSonus, Behringer, etc.).   

En la práctica, puedes conectar un micrófono condensador en una interfaz de audio sin Phantom Power. El resultado es que no captará señales de audio, pues este tipo de micrófonos posee un circuito interno que requiere de energía para funcionar y, normalmente, con una tensión de 48 V. Esta es la razón por la que vemos algunas interfaces con estas indicaciones en el botón del Phantom Power.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Cómo utilizar una interfaz de audio?

Cuando compres una interfaz de audio ten en cuenta que esta recibe la energía del ordenador a través de un cable USB, el cual, en algunas ocasiones, viene en la caja del producto. Antes de conectarlo al ordenador debes bajar el volumen por completo. Además, es recomendable desconectar los auriculares de estudio. Estos últimos pueden recibir un golpe fuerte de señal en el instante que conectes por primera vez la interfaz.

Después de conectar la interfaz, esta no debería de enviar una señal fuerte a los auriculares, sin embargo, algunas tienen ese problema siempre que enciendes el ordenador. En ese caso, lo mejor es desconectar siempre los auriculares después de cada uso, para protegerlos y que te duren mucho más tiempo.

Por lo demás, solo conecta los instrumentos o el micrófono para grabar y configurar los canales de audio en tu programa DAW.  

Q2: ¿Cómo grabar con una interfaz de audio?

Para muchas personas grabar puede ser un dolor de cabeza si no saben cómo o dónde conectar cada cable. Por lo tanto, aquí te lo explicamos de la forma más sencilla posible. El primer paso es instalar los drivers de la interfaz (si lo requiere) en el ordenador. Después, conecta la interfaz de audio al equipo y abre el programa DAW que viene con ella. También, puedes usar una aplicación de edición que hayas adquirido aparte en Internet (Cubase, Nuendo, Pro Tools, etc.).

En el programa ve a “Configuración de Audio”, “Preferencias de Audio” o algo similar. Simplemente, configura las entradas y salidas para que funcionen mediante tu interfaz. A veces, esto se hace automáticamente, porque los programas DAW reconocen que la calidad de la interfaz es mayor, comparándola con el audio original del ordenador.

En cualquier caso, lo siguiente será activar las pistas en el botón rojo (REC) y comenzar a grabar todo lo que quieras, cantos, conversaciones, ritmos de guitarra, etc.

 

Q3: ¿Cómo conectar una interfaz de audio a la PC?

Normalmente, la interfaz de audio tiene un puerto USB-C, USB 2.0 o USB 3.0, así que solo debes conectarla a una entrada disponible de tu PC. Esto se hace con el cable que quizá viene en la caja de la interfaz. Si esta última es Plug and Play, significa que al conectarla al ordenador puede ser reconocida automáticamente. De lo contrario, instala los drivers que vienen en la caja en formato de CD o descárgalos en la página oficial. Con los drivers instalados, el ordenador reconocerá sin problemas tu nueva interfaz.

 

Q4: ¿Cómo conectar un controlador MIDI a tu interfaz de audio?

La conexión de un controlador MIDI se puede realizar con un cable DIN de pines. Este cable tiene dos extremos iguales (con jacks DIN machos de 5 pines), así que solo debes conectar un extremo en el puerto hembra OUT del controlador y el otro en la entrada MIDI de la interfaz. Cabe destacar que el puerto de la interfaz también es hembra y casi siempre aparece como IN, dando a entender que es la entrada MIDI. Eso sería todo, simple y rápido, así que podrás comenzar a grabar usando tu controlador.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS