Última actualización: 27.06.22

 

Hacer instrumentos con materiales reciclados es una divertida manualidad con un doble objetivo. Por un lado, para acostumbrar a los pequeños a conocer cómo funcionan estos instrumentos y cómo se crean. Por el otro, para que sean conscientes de que casi todo tiene una segunda vida, si sabemos dársela.

 

Cuando se trata de hacer música, todo sirve. No hace falta tener los mejores instrumentos, ya que cosas tan sencillas como una botella de cristal o una caja de detergente pueden ser útiles. Esto nos lleva a un mundo muy interesante, como es el de los instrumentos musicales reciclados para niños. Frente a los tradicionales, estos se elaboran con todo tipo de materiales que tenemos a nuestro alcance y ofrecen una doble diversión.

Esta empieza con la parte más técnica, que es construir instrumentos musicales con cualquier cosa que tengamos por casa. La variedad es tan grande como nuestra imaginación, por lo que podemos hacer instrumentos reciclados de corte clásico o incluso dejarnos llevar y crear instrumentos inventados, conforme a nuestras ideas y también a los materiales que tengamos. La segunda parte es la más divertida: tocar esos instrumentos caseros originales y montar nuestra propia orquesta ecológica.

Llegados a este punto, es posible que ya estés buscando los materiales por casa, pero no tengas mucha idea de qué instrumento casero hacer. Para solventar este inconveniente, te dejamos nuestra selección con algunos de los instrumentos más fáciles y divertidos de hacer. Aunque si quieres saber cómo hacer instrumentos musicales caseros originales, también puedes buscar cualquier vídeo del grupo argentino Les Luthiers, especialistas en este cometido.

 

Instrumentos de percusión caseros

Hacer instrumentos de percusión caseros con materiales reciclados es una de las soluciones más fáciles que tenemos a nuestro alcance. Basta cualquier cosa que se pueda golpear para hacer música y disfrutar del ritmo. De hecho, este es el grupo más amplio de todos los que hemos evaluado y también el más extenso, sobre todo si quieres crear tus propios instrumentos musicales o te llama la atención salirte un poco de lo convencional. 

Entre estos instrumentos, tenemos las maracas, que se pueden hacer con un huevo de plástico o algún recipiente similar, dos cucharas de plástico y cinta adhesiva, además de legumbres para el relleno. Si esto te resulta un poco complicado, basta con recuperar una simple botella de plástico con tapón, a la que añadiremos el relleno antes de cerrarla. Otra opción interesante es el xilófono con material reciclado. Para hacerlo, necesitaremos unas botellas de vidrio vacías, del mismo tamaño, así como algo para golpear, como una cuchara metálica o de madera. Llenaremos las botellas con diferentes cantidades de agua, lo que generará diferentes sonidos. Si no tienes botellas, puedes usar vasos de cristal.Sin duda, uno de los instrumentos caseros fáciles y sencillos de realizar.

También podemos crear un tambor de bolas, para lo que necesitamos una caja de quesitos redonda, dos bolitas de madera, hilo grueso y una cuchara de cocina o algo similar para el mango. Montar este instrumento musical casero es tan fácil como colocar la cuchara en el interior de la caja, cerrarla con cinta adhesiva, atar las bolas con el hilo grueso y, finalmente, atar estas cuerdas al mango. 

Si quieres hacer un palo de lluvia, basta el cartón de un papel de cocina con algunas piezas de cartón rectas en el interior, rellenar la misma de legumbres o lo que quieras y cerrar ambos extremos con cinta aislante o algo parecido. No podíamos cerrar esta sección sin hablar de los instrumentos musicales reciclados de siempre, como el famoso “tambor” de detergente o la batería hecha con vasitos de yogur.. Un cometido en el que los palos de pinchitos sirven también como baquetas. 

 

Instrumentos caseros de cuerda

Otra sección habitual son los instrumentos caseros de cuerda, aunque estos tienen el inconveniente de que, debido a las características del material utilizado, es complicado que suenen bien. Pero eso no quita que una guitarra de material reciclado no sea divertida. Para hacer este instrumento, basta una caja de cereales, una tira de cartón como mango, unas chinchetas para fijar las cuerdas y, lógicamente, hilo o cuerda para encordar la guitarra.

Este mismo diseño puede utilizarse para hacer un ukelele (con un cartón de leche) o cualquier otro instrumento. Basta con cambiar la forma de la caja para que esta encaje en el instrumento que quieras crear. Así que hacer cualquier instrumento musical casero de esta familia es fácil.

Instrumentos musicales caseros de viento

Cerramos nuestro artículo con la familia de los vientos, que es otra de las más interesantes cuando se trata de cómo hacer instrumentos caseros. Para empezar, puedes hacer una flauta de pan, para lo que solo necesitas unas pajitas de plástico y cinta para unirlas entre sí. Cortando las pajitas a diferentes largos se logran las notas variadas que tienen este tipo de flautas.

También podemos hacer una especie de trompeta, algo particular, para lo que usaremos un tubo de cartón de WC, otro de cocina, un guante y algo de cinta. Empezamos cortando el tubo de WC por la mitad y después una de ellas a lo alto. Enrollamos esta mitad cortada, que será la boquilla, y la metemos en un dedo del guante, que habremos abierto previamente. Colocamos el resto del guante sobre la base del rollo de cocina, pegamos con cinta y ya está listo para tocar. Como remate, podemos decorar el tubo al gusto.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS