Última actualización: 17.09.19

 

Es Martín Agrícola el hombre privilegiado que merece el título como creador del primer xilófono, aunque existen instrumentos similares provenientes de Asia y África que quizá lo inspiraron para elaborarlo. Este instrumento musical de percusión fue llamado Strohfiedel y contó con 25 barras, cada una proporcionaba su respectiva nota musical.

 

Origen del xilófono

En cuanto a su origen, según algunos historiadores y antropólogos afirman que proviene del Asia y fue llevado a África a través de las migraciones. Posteriormente, es conocido en el siglo XV en Europa y en 1528 aparece la primera versión, la cual fue llamada Strohfiedel, siendo fabricada por Martin Agrícola con 25 barras.

Más adelante, en el siglo XVII fabricaron un xilófono con 15 barras, este fue elaborado por Michel Preatorius. Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX donde tuvo una importancia significativa, ya que se dio a conocer por el músico Michael Josef Gusikov, quien lo utilizó en sus presentaciones mientras estaba de gira alrededor de Europa. Sin embargo, en el siglo XX alcanza un mayor auge y es utilizado en las orquestas sinfónicas, por ejemplo, la de Rusia, gracias a los intérpretes Gayanech, Satrauss y Prokoiev.

 

Partes del xilófono

 

Resonadores

Son los que amplifican la vibración de las barras y producen el sonido que escuchamos, además, estos resonadores se extienden a la mitad del marco con una longitud diferente cada uno, dependiendo de la nota bajo la cual se encuentran.

 

Láminas

Con esto nos referimos a las barras, que están elaboradas, normalmente, en madera de palo de rosa o metal. En el instrumento van colocadas de manera horizontal una tras otra, siguiendo un orden respecto a la escala musical cromática. Estas láminas se sujetan a la estructura del xilófono mediante dos tornillos ubicados en cada extremo.

 

Macillos

También son conocidos como baquetas, pues se tratan de palos de plástico y madera que se utilizan para golpear las láminas del instrumento. En su mayoría vienen recubiertos en una parte por materiales blandos como caucho o fieltro, con la finalidad de producir un sonido agradable y proteger las barras de arañazos o golpes muy fuertes que las puedan partir.

 

Armazón metálico

Tiene la forma de una mesa con patas, la cual se encarga de sujetar las láminas, los resonadores y demás partes del xilófono. Este armazón le proporciona estabilidad al instrumento mientras el músico lo toca.

 

 

Cómo tocar el xilófono adecuadamente

Si deseas aprender a tocar este instrumento, te recomendamos una serie de pasos que te ayudarán a que sea más fácil. Sin embargo, deberás tener en cuenta que se requiere de mucha práctica y esfuerzo, es decir, dedicar tiempo para que obtengas buenos resultados.

 

La posición de cada nota

Cada barra da una nota en específico, así que debes aprenderte el nombre y la posición de cada una. Generalmente, las notas inician con C, es decir, Do, de izquierda a derecha. Por ejemplo, Do, Re, Mi, Fa, etc. Siempre llevan el orden de las notas de un piano, de graves a agudas.

 

Los acordes en el xilófono

Para tocar los acordes es necesario conocer armonía musical. Después de aprender la formación de acordes te darás cuenta de que es obligatorio tocar varias notas al mismo tiempo, a diferencia de las escalas, por ejemplo, C, E y G; este es el acorde de Do Mayor, Do, Mi y Sol. Cada letra del xilófono corresponde a una nota musical.

 

Las escalas 

Las escalas son un conjunto de notas que se tocan de manera progresiva, no al mismo tiempo como los acordes. Por ejemplo, en el xilófono puedes iniciar aprendiendo la escala de Do Mayor, que lleva los sonidos Do, Re, Mi, Fa, Sol, La, Si, una nota tras otra. Cabe destacar que es una de las escalas más sencillas de tocar en este instrumento, ya que no posee sostenidos o bemoles. 

 

Utilizar las baquetas de forma adecuada

Saber cómo coger las baquetas al momento de ejecutar el instrumento es algo que debes tener muy claro desde el inicio de tus clases. La vara debe estar por encima del dedo medio y el pulgar, la bolita o punta tiene que descansar en la mitad de tu dedo índice y con el pulgar proporcionarás presión en la parte superior. Si no utilizas adecuadamente las baquetas, los dedos te dolerán, cansándote muy rápido.

 

 

Respetar el ritmo al tocar

Te recomendamos utilizar un metrónomo si eres un principiante, ya que es muy  importante que mantengas el ritmo mientras estás tocando una escala o canción. Asimismo, puedes recurrir a páginas web o escuelas de música que te ayudarán en este aspecto.

 

Tocando la primera canción en el xilófono

Si sigues todos estos pasos y eres orientado por un instructor de música podrás tocar la primera canción. Además, cabe destacar que, aunque tengas el mejor xilófono (Aquí puedes encontrar unas opciones para comprar) del momento en casa, no lograrás avanzar sin practicar a diario. Recuerda que también es vital aplicar los conocimientos que aprendiste previamente, por ejemplo, leer música, es decir el solfeo, de este modo te será mucho más fácil tocar una canción. Sin embargo, empieza tocando temas sencillos.

 

Diferencias entre xilófono y marimba

Aunque son instrumentos físicamente similares, no son los mismos ni suenan igual. Esto es porque el xilófono tiene de 2 y media a 4 octavas, en cambio, la marimba de 3 a 5. Esto hace que el registro de la marimba sea un poco más amplio.

Además, la construcción es casi siempre la misma en ambos instrumentos, palisandro o materiales sintéticos. No obstante, la marimba puede hacerse también con paduk, una madera más económica.

Aunado a ello, otra diferencia notable es que el xilófono cuenta con resonadores más cortos, es decir, nos referimos a los tubos que llevan bajo las teclas. La marimba siempre los trae más largos, ofreciendo así diferencias en el sonido respecto al xilófono. Asimismo, este último se toca con baquetas recubiertas de caucho o plástico. La marimba por su parte debe ser tocada con baquetas recubiertas de hilo o cordón acolchado. Este aspecto también diferencia el sonido que emite cada instrumento.

Por otro lado, el xilófono es un instrumento que normalmente se toca en orquestas sinfónicas y bandas de concierto. En cambio, la marimba es usada como instrumento solista o en pequeñas bandas musicales. Incluso, el xilófono proporciona un tono más nítido, la marimba, a su vez produce un sonido suave. De este modo, aunque muchas personas piensen que son lo mismo, se trata de dos instrumentos de percusión con diferencias muy importantes.