Última actualización: 17.09.19

 

Los instrumentos de viento metal son varios y el trombón, siendo uno de ellos, también posee diversos tipos, como el soprano, que emite sonidos agudos y el tenor para los graves. Además, existen los trombones altos y bajos, que de igual forma proporcionan registros agudos y graves respectivamente.

 

Trombón soprano

Antes de comprar el mejor trombón del mercado es importante que conozcas los diferentes tipos que hay. Por ejemplo, el trombón soprano, que es conocido como trompeta de vara y resulta muy difícil que suene afinado, debido a sus pequeñas dimensiones. Sin embargo, se trata de un trombón versátil para tocar diversas frases melódicas, solos o hacer acompañamiento junto a otros instrumentos de una banda u orquesta.

Aunado a ello, cabe destacar que la afinación del trombón soprano está una octava más arriba que la del tenor. En pocas palabras, es un instrumento útil para ejecutar con él notas altas y sonidos más brillantes.

 

Trombón tenor

Este tipo de trombón también pertenece a la categoría de instrumentos de viento metal en una orquesta sinfónica. Generalmente, está fabricado en níquel o latón, al igual que los demás trombones, incluso, dependiendo de la marca, puede que tenga acabados en plata. Se caracteriza por su tubo cilíndrico que puede llegar a medir hasta 2,7 metros de longitud, siendo enrollado y abierto sobre sí mismo.

Dentro de su categoría suele ser uno de los más utilizados en la actualidad, debido a la sonoridad que ofrece, por ejemplo, si el trombonista tiene relajados sus labios será más agudo, además, al extender más la vara se producirá un sonido grave.

Por otra parte, es importante mencionar que el trombón se puede tocar sentado, de pie o marchando, siempre y cuando el intérprete tenga la postura correcta, es decir, firme y a su vez relajada. Asimismo, mencionamos que la calidad de sonido que emita este tipo de trombón dependerá del nivel que tenga el intérprete en cuanto a técnica y oído musical. Esto significa que es un instrumento para músicos disciplinados que se apasionen por aprender y mejorar cada vez más.

 

 

Trombón bajo

El trombón bajo, aunque ofrece un timbre similar al tenor, posee una o dos válvulas rotativas que permiten bajar el tono a Mi, Fa e incluso Sol. Esto significa que podrás tocar diferentes canciones, independientemente de la tonalidad de la partitura.

Además, el registro de un trombón bajo es de cuatro octavas y media, por lo que se mueve muy bien por las notas agudas, medias o graves. A pesar de no haber mucha música escrita para este tipo de trombón, el compositor Joan Albert Amargos realizó una composición de concierto donde destacó el intérprete Raúl García de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cataluña y de Barcelona.

En otro orden de ideas, este instrumento no solo es ejecutado en orquestas sinfónicas, sino también en bandas de jazz, por ejemplo, en una Big Band, donde tiene una importante participación junto al saxofón barítono.

 

Trombón alto

Es de dimensiones pequeñas, su afinación está en Mi bemol, es decir, una cuarta más alta que el tenor. Puede ser un poco difícil de tocar, además, no es muy utilizado en comparación con los otros trombones, pues las composiciones hechas para este instrumento están en clave de alto y muchos músicos no están acostumbrados a leer ese tipo de partituras.

Por otro lado, tiene como principales características un sonido claro y brillante, que lo convierten en una buena opción para ser ejecutado en estudios de grabación. Asimismo, sirve para tocar solos en conciertos de orquestas sinfónicas, jazz o música latina, ya que destaca por su posibilidad de alcanzar notas altas.  

 

Trombón con transpositor

Se trata de un trombón que posee transpositor, lo cual es un sistema de válvulas que sirve para cambiar la tonalidad del instrumento. Es decir, es posible cambiar de afinación, por ejemplo, Fa o Si bemol. Estas dos tonalidades son unas de las más comunes en los trombones, ya que gran parte de las partituras se encuentran en alguna de esas afinaciones.

 

Cómo utilizar el trombón con transpositor

Aunque la técnica de la boca usada en este instrumento es similar a la utilizada en cualquier trombón, lo novedoso de un trombón con transpositor es que ofrece la posibilidad de cambiar de tonalidad, según la partitura lo exija. Las tonalidades o afinaciones más conocidas de los trombones con transpositor son F y Bb.

Esto facilita la ejecución del trombón, porque gracias a ello el intérprete no tendrá que transportar nota por nota en una determinada canción. Por ejemplo, si en la partitura está escrito Do, Mi y Re, el músico tendrá que tocar esas mismas notas, sin cambiar el orden y la posición en que toca los pistones.

Este tipo de trombón se utiliza en el jazz o las big bands, especialmente  como instrumento solista. Además, mencionamos que posee 3 pistones, los cuales son similares a los de una trompeta. Por si fuera poco, cabe destacar que también existe un modelo de trombón llamado superbone, el cual cuenta con una vara y dos pistones.

 

 

Trombón de vara

El trombón de vara básicamente suena igual que uno de pistones, pero no utiliza el mismo sistema, sino que funciona solo con la vara. Esto quiere decir que la afinación varía según la posición en la que coloca la vara el ejecutante. Cuando la vara está más lejos de la boquilla, los sonidos que emite este trombón son más graves.

Aunado a ello, la cantidad y fuerza de aire también influirá en la afinación, es decir, que la técnica del músico también será la responsable de que el trombón de vara suene adecuadamente.

Este es el tipo de trombón más tradicional, pues los primeros instrumentos eran de vara. Con el paso de los años se fue creando el sistema de válvulas o pistones, pero el trombón de vara sigue siendo uno de los más usados tanto en música popular como académica. Incluso, hay trombonistas profesionales que adquieren trombones de pistones y también de vara, por lo que tocan cada uno según las necesidades o preferencias musicales.