Última actualización: 17.09.19

 

El mantenimiento del bajo eléctrico debe hacerse completo y de manera continua, pero muchos bajistas solo limpian el cuerpo del instrumento. Por lo tanto, es importante revisar los consejos de especialistas y cuidar todas las partes del instrumento, de modo que la vida útil del bajo sea más duradera.

 

Para iniciar con los consejos de limpieza debes tomar en cuenta que no es obligatorio adquirir accesorios o kits especiales de mantenimiento. Sin embargo, al comprar y utilizar estas herramientas podrás limpiar tu instrumento con mayor facilidad.

También es importante que antes de continuar con esta guía de mantenimiento sepas que, generalmente, cada uno de los pasos servirá tanto para bajo como para guitarra eléctrica. Esto es porque el diseño de ambos instrumentos es similar, pues tienen cabeza, diapasón, cuerpo, cuerdas, sistema eléctrico y otras partes iguales. Los elementos que más diferencian a estos dos cordófonos son el tamaño, cantidad de cuerdas, micrófonos y sonido. A continuación, te presentamos los aspectos más importantes que debes tomar en cuenta para hacerle un mantenimiento óptimo al bajo.

 

¿Qué necesitas para limpiar el bajo eléctrico?

Después de realizar una comparativa de bajos y adquirir un modelo en específico, lo más adecuado es que revises este aspecto. Primero que todo, necesitas una bayeta suave y totalmente seca. Este accesorio es económico y normalmente se utiliza para pulir o sacar brillo y sacudir el polvo. Asimismo, es importante que cuentes con llave allen, destornillador y pinza de cortar, pues con esos utensilios podrás ajustar el alma del bajo, quitar tapas o retirar cuerdas con mayor rapidez.

Por otro lado, es indispensable que tengas líquidos especiales para cada tipo de material. Por ejemplo, las cuerdas y el cuerpo del instrumento utilizan diferentes líquidos de limpieza, ya que las primeras son de metal, pero la otra área mencionada es de madera.

 

 

Limpiar o cambiar las cuerdas  

Para esta fase del mantenimiento te debes fijar en el estado del metal, es decir, si las cuerdas están oxidadas, debes cambiarlas. No obstante, cuando las cuerdas aún tienen semanas o meses más de vida útil, lo mejor es que las limpies.

Te aconsejamos limpiar con un líquido especial las cuerdas, el cual lo puedes encontrar en Internet sin inconvenientes. Por otra parte, si el bajo requiere cambio de cuerdas, quita tensión a todas y comienza a retirarlas. Esto lo puedes lograr girando las clavijas. En pocos segundos podrás retirar todas las cuerdas. Sin embargo, cuando hay alguna cuerda atascada puedes utilizar la pinza, de modo que la cortes y retires de manera sencilla.

Una vez que hayas quitado las cuerdas podrá verse claramente la suciedad del diapasón, así que será más fácil limpiarlo. También hay en el mercado diversos líquidos para sacar el sucio y dar brillo al diapasón.

Para este paso utiliza una bayeta seca y retira el polvo, después, otro tejido suave y limpio con el que puedas aplicar el líquido a la madera del diapasón. Por supuesto, debes esperar que el área se seque bien antes de montar las cuerdas nuevas.

 

Mantenimiento del puente, las clavijas y el cuerpo externo

Tanto el puente como las clavijas casi siempre son del mismo material, así que puedes usar el mismo líquido, por ejemplo, alguno que sea especial para dar brillo al metal, el cual es un material muy usado en estas partes del bajo eléctrico.

Aunado ello, el cuerpo externo, entre el cual se encuentra también el mango del bajo, lo puedes limpiar con un líquido especial para madera, que es muy común en los kits de mantenimiento para guitarras y bajos.

 

Limpieza preventiva de potenciómetros

Este es un consejo importantísimo para todos los bajistas y guitarristas, porque a veces los potenciómetros se deterioran, quedando atascados o emitiendo una molesta distorsión cuando se giran.

Por consiguiente, para prevenir este inconveniente recomendamos quitar la tapa del circuito eléctrico del instrumento y colocarle limpia contactos en spray a cada potenciómetro. De esta manera, durarán mucho más tiempo de vida, sin emitir ruidos cuando se giran. Cabe destacar que para quitar la tapa del circuito eléctrico puedes utilizar un destornillador.

 

 

Calibración del bajo eléctrico

El problema más común de los bajos y guitarras eléctricas es que pierden la calibración, pues cuando llevas mucho tiempo tocando el instrumento sientes que suena desafinado. Esto sucede porque de tanto usar el bajo la madera se ve afectada o el alma se dobla, creándose una curva que no debe poseer el diapasón y mástil del instrumento.

Por consiguiente, aunque toques las notas con precisión, la afinación de cada una no será la correcta. Además, cabe destacar que esto también es ocasionado por los cambios de clima o el tiempo atmosférico. Por ejemplo, a veces las maderas de estos instrumentos se ven afectadas con los cambios de clima entre invierno y verano, haciendo que el diapasón se tense o doble un poco.

Aunque este cambio en el diapasón es mínimo, el sonido de los instrumentos puede variar considerablemente en cuanto a la afinación. Por esa razón, debes calibrar cada 3 o 6 meses tu instrumento, dependiendo del tipo de uso y los lugares donde tocas con él.

Para calibrarlo necesitarás la llave allen que ajusta el alma del diapasón. Además, es requerido un afinador digital, por ejemplo de pinza, para revisar que las notas estén afinadas en cada traste. Por supuesto, si la desafinación o trasteo continúa, lo mejor es que lleves el bajo a un especialista.

 

Kits para el mantenimiento de bajos y guitarras eléctricas

Dunlop System 65 Kit Mantenimiento Total para Guitarra es uno de los más completos, pues es un juego de líquidos y herramientas que podrá ayudarte a dejar como nuevo el instrumento. El paquete incluye la cera Carnauba, que le da brillo a las superficies. Además, trae el limpiador de cuerdas Ultraglide 65, aceite acondicionador, limpiador de diapasón, gamuza Micro Fine para trastes, dos gamuzas extras y la guía de mantenimiento.

Por otra parte, recomendamos el paquete Dunlop 65 Guitar Tech Kit, que incluye el Ultimate Lemon Oil, una manivela Dunlop, el limpiador de cuerdas Ultraglide 65, una bayeta Micro Fine y dos gamuzas de algodón. Con estas últimas podrás limpiar y pulir el diapasón y cuerpo del instrumento.