Última actualización: 17.05.21

 

No todas las condiciones o trastornos necesitan tratarse exclusivamente con medicinas, pues existen tratamientos más melodiosos y menos invasivos, como la musicoterapia. Esta práctica cada vez gana más terreno y, afortunadamente, sus efectos positivos se pueden notar desde el primer día tanto en niños como en adultos.

 

Existen numerosos artículos informativos que explican la complejidad de la música y todo lo que se necesita para lograr componer una pieza musical, por más sencilla que parezca. Es de esperarse entonces que el arduo proceso que conlleva componer, producir, cantar y tocar los instrumentos en una canción tenga un impacto significativo en los oyentes.

El efecto de la música en las personas puede notarse en la capacidad que tiene esta para causar que nuestras emociones estén a flor de piel. Con facilidad puedes encontrar una canción de relajación o una que te haga sentir energizado. Asimismo, hay canciones que suelen causar tristeza, mientras que otras logran subir el ánimo de cualquiera.

Aunque esto sucede ocasionalmente, existen profesionales que, aprovechándose del poder de la música, logran utilizarla para llevar a cabo la terapia musical. De esta manera, ayudan a distintos tipos de personas a lograr grandes avances en diferentes ámbitos de la vida.

 

¿Qué es la musicoterapia?

Para lograr una mejor comprensión del tema, la definición de musicoterapia es aquella dada por la Federación Mundial de la Musicoterapia.

Este organismo, en su revisión del año 2011, define a la actividad como: “El uso profesional de la música y sus elementos como una intervención en entornos médicos, educacionales y cotidianos con individuos, grupos, familias o comunidades que buscan optimizar su calidad de vida y mejorar su salud y bienestar físico, social, comunicativo, emocional, intelectual y espiritual.”

¿Cuáles son los beneficios de la musicoterapia?

Tener una sesión de musicoterapia brinda bienestar integral a todos los participantes. Dependiendo de la frecuencia con la que esta se realice y la música que se utilice los efectos pueden variar. Por esa razón, es necesario que todos los ejercicios y dinámicas de musicoterapia sean realizados por un musicoterapeuta calificado.

Después de una sesión o un tratamiento de varios encuentros con música terapéutica, las personas, incluidos los niños, podrán experimentar una mejoría en el ámbito físico, mental y emocional, como los detallados a continuación:

1)  Físicos:

La musicoterapia ha mostrado ser sumamente efectiva para tratar los trastornos de ansiedad, depresión y el estrés crónico, lo que disminuye sus efectos físicos para brindar mayor tranquilidad.

Además de eso, usar la música como terapia, puede también ayudar con la preservación y mejoría de la movilidad en las articulaciones. Asimismo, es efectiva en el mantenimiento de la musculatura.

2)  Cognitivo:

Hace poco surgió en internet el vídeo de una anciana sentada en su silla de ruedas que, a pesar de tener Alzheimer, logró recordar la coreografía que realizaba décadas atrás tan solo escuchando la música del “Lago de los Cisnes”.

Esta es solo una muestra del poder de la música en nuestros cerebros y de cómo esta puede influenciar de forma positiva en la mente de las personas.

Aunque en dicho vídeo solo se ve una situación aislada, cuando personas que sufren Alzheimer o demencia son sometidas a un tratamiento de musicoterapia, estas logran mantener un nivel cognitivo más alto, lo cual les ayuda a sobrellevar sus condiciones.

Haciendo uso de música para activar la mente, los estímulos de las melodías logran activar el centro de la mente dedicado a la memoria, aumentando también la capacidad de concentrarse y mantener la atención. A esto se le suma un aumento en la capacidad de aprendizaje, lenguaje y un mejoramiento de la orientación.

3)  Socioemocionales:

La música también puede ayudar a las personas a mostrarse menos temerosas a las interacciones sociales, aumentado la autoestima y previniendo el ensimismamiento y aislamiento.

 

Musicoterapia para niños con trastornos del espectro autista

El autismo es un trastorno que cada vez se hace más conocido y, aunque no tiene cura, existen formas de ayudar a los niños que sufren de esta condición a mejorar algunas de sus habilidades para poder desarrollarse de forma saludable en su entorno.

Los niños autistas suelen tener dos características notorias: un interés desmedido por un área específica en la que suelen destacarse, y dificultad para la interacción social, incluyendo a veces un lento desarrollo en las habilidades comunicativas.

La música puede servir como un medio que permite a los niños comunicarse efectivamente con sus allegados y, además, también puede servir como un tranquilizante cuando los pequeños están pasando por una crisis.

La exposición constante a la música también puede influenciar positivamente los intereses de estos niños, permitiéndoles desarrollarse en este ámbito y conseguir ser grandes músicos, si así lo desean.

El uso de la musicoterapia para autismo sigue siendo estudiado, sin embargo, sus beneficios ya son conocidos.

La música y el trastorno de déficit de atención e hiperactividad

Ya sea que una persona sufra de TDA o TDAH, un tratamiento de musicoterapia que se enfoque en utilizar melodías con tiempos lentos y armoniosos puede lograr calmar los impulsos de estas personas, especialmente en los niños. Asimismo, puede ayudarles con el control de dichos impulsos para mantenerlos a raya cuando sea necesario. Algunos niños, incluso pueden utilizar la música para facilitar la concentración, lo cual, indudablemente, puede hacerlos mejorar en el ámbito escolar.

Para los casos más leves, incluso si los niños no siguen un tratamiento de musicoterapia, pueden usarse melodías suaves en momentos específicos del día para ayudarles a relajarse. Por lo que, si un niño tiene problemas para ir a la cama, podría bastar con colocarlo en un cómodo saco de dormir para bebé de invierno y encender el estéreo para que el pequeño enfoque su atención en la música y logre llegar a un estado de relajación óptimo.

La musicoterapia y su estudio avanzan considerablemente cada año, y de adoptarse como tratamiento para diversas situaciones, podría marcar cambios significativos en la vida de muchas personas alrededor del mundo.  Ya sea que se realice con música en vivo usando guitarras y pianos digitales, o con grabaciones de una relajante música instrumental clásica, la musicoterapia es una forma de mantener nuestro cerebro activo y nuestras emociones en un buen lugar.

 

Bibliografía: 

http://feamt.es/que-es-la-musicoterapia/

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments