Última actualización: 25.05.20

 

Si hablamos de amplificadores de guitarra, no existe la ecualización definitiva, dado que es un tema muy subjetivo. Sin embargo, hay algunos consejos que podemos tomar en cuenta para no fallar en la ecualización. Por ejemplo, antes de ecualizar debes conocer el concepto del equilibrio entre frecuencias y revisar el tipo de guitarra o amplificador que vas a usar.

 

1. Ecualizar según el tipo de guitarra

Hay muchos modelos de guitarras en el mercado, sin embargo, nos enfocaremos en las más utilizadas con amplificadores, la eléctrica y la electroacústica. Esto es porque la ecualización de cada una de ellas no debe ser igual. A veces los músicos principiantes usan la misma configuración de frecuencias para sus guitarras o no giran los potenciómetros, porque al principio parece una tarea sin sentido. Sin embargo, aquí te explicamos las diferencias entre ecualizar una guitarra y otra.

 

A. Guitarra eléctrica

Solo el simple hecho de conectar dos guitarras eléctricas del mismo modelo en un amplificador con la misma ecualización es un error, ya que ellas vienen hechas de madera y cada corte de este material genera timbres y colores únicos en el instrumento. Por esa razón, si vas a usar una guitarra eléctrica, no te quedes con la ecualización que usabas en el amplificador con la electroacústica.

Aquí lo más recomendado es disminuir a los graves, puesto que los efectos de guitarra eléctrica incluyen a veces muchas frecuencias de este tipo y aumentarlas podría saturar al amplificador y tus oídos. No obstante, si no vas a usar efectos que aumenten los graves puedes subirles un poco a estos, según las necesidades o preferencias del momento. Ten en cuenta que los graves en un amplificador están representados normalmente por el nombre BASS.

 

B. Guitarra electroacústica

Este tipo de guitarra es acústica, piensa en ello antes de nada. Al tener caja de resonancia su sonido es más natural, independientemente de que las cuerdas sean de metal o nailon. Si no usas ningún pedal de efectos, lo mejor es darle un poco de intensidad a los graves. Pero esto aplica solo si estás tocando solo, pues con una banda entera lo mejor es atenuar los bajos, porque para eso estará el bajista de la agrupación. En otras palabras, no puedes opacar las frecuencias graves de tu compañero de grupo.

De la misma manera, configura los medios y agudos, según tus preferencias, tratando de no quitar profundidad a los graves.

 

2. Realizar la ecualización de acuerdo con el modelo del amplificador

Existen muchos modelos de amplificadores, con diferencias entre el sonido, por lo que la ecualización también varía. Por ejemplo, un amplificador grande de 300 W o superior cuenta con bajos muy bien definidos. De este modo, no es necesario subirle mucho al potenciómetro de BASS.

Aunado a ello, hay amplificadores estándar que no poseen agudos potentes. En ese caso, lo mejor es subirle intensidad al potenciómetro del Treble, que significa brillo o agudo en español. Asimismo, si compras un amplificador que no emita buenos medios, debes subirle lo suficiente al potenciómetro de MID, de modo que compenses esa carencia.

 

3. Usar el oído musical y los conocimientos de sonido

Antes de hacer una comparativa de amplificadores de guitarra, debes tomar en cuenta este consejo, pues de nada vale un buen producto si no sabes conceptos básicos sobre el sonido y la ecualización. Lo mejor es usar el oído junto a los conocimientos de sonido, para ecualizar el amplificador como todo un profesional.  

La desventaja de usar solo el oído es muy obvia, ya que el buen sonido para ti puede ser malo para otra persona, pues se trata de un aspecto muy subjetivo. En otras palabras, la recomendación es que hagas un curso relacionado al sonido y ecualización, en caso de que nunca hayas estudiado este tema. El oído musical coloca la pasión por el arte y las ganas de escucharte como tu guitarrista preferido y los conocimientos de sonido ayudan a equilibrar las frecuencias adecuadamente.

 

4. según las pastillas de la guitarra eléctrica

Las guitarras eléctricas tienen diversas pastillas, las cuales también son llamadas micrófonos y están ubicados cerca del puente. Es a través de las pastillas que el sonido de cada nota es enviado al amplificador.

Pero hay muchas pastillas, según el modelo y marca de guitarra que tengas, así que no uses la misma ecualización del amplificador si cambias el instrumento en un concierto, ya que podría perder calidad el sonido. 

También, las guitarras electroacústicas traen un micrófono, el cual puede ser duro o blando y va instalado debajo del hueso, en el puente. Dependiendo del tipo de micrófono que traiga tu instrumento, necesitará uno u otro ajuste de ecualización.

5. Respetar la ecualización proveniente de la guitarra

La mayoría de las guitarras eléctricas o electroacústicas traen sistema de ecualización, al menos para frecuencias graves y agudas, así que debes configurar primero el instrumento y después el amplificador. No obstante, algunos músicos expertos ecualizan el amplificador de guitarra en un nivel estándar y cuando están tocando ajustan la ecualización de su instrumento, dependiendo de la canción o el género musical.

 

6. Mantener el equilibrio entre las distintas frecuencias

Ya te lo debes imaginar, si exageras con agudos en el amplificador terminarás quitándole protagonismo al vocalista de la banda, sobre todo si es una mujer, ya que esta última normalmente canta en un registro alto. De eso se trata el equilibrio de las frecuencias, pues no solo tienes que pensar en ti mismo y el instrumento que estés tocando, sino escuchar tu entorno y acoplarte adecuadamente a la banda.

Supongamos que en medio de una canción el tecladista va tocar un solo, para ello puedes bajarle un poco a los medios y agudos, de modo que destaque más la melodía de tu compañero, no tu guitarra. Esto es un consejo para principiantes y avanzados, así que no lo olvides cuando estés tocando con tus agrupaciones.

 

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de